26.7 C
Caracas
viernes, 19 agosto, 2022

Rodolfo Hernández, el empresario que sacude el escenario político en Colombia

El candidato que disputará la segunda vuelta con Gustavo Petro a la presidencia de Colombia es un empresario reconvertido a político que se ha hecho popular por su personalidad irreverente y su promesa de luchar contra la corrupción. Rodolfo Hernández defiende un restablecimiento de las relaciones consulares con Venezuela

-

Bogotá.- El ingeniero Rodolfo Hernández arrancó como candidato presidencial en Colombia sin que nadie creyera en sus posibilidades de llegar a la Casa de Nariño, pero una campaña populista y una personalidad explosiva lo han encumbrado hasta el segundo lugar en las urnas, con lo que disputará la segunda vuelta con el izquierdista Gustavo Petro.

En las últimas semanas, las encuestas ya habían perfilado un escenario donde esta posibilidad era muy real: Hernández, de 77 años, escalando hasta acercarse al que hasta entonces era el segundo en la preferencia del electorado, Federico «Fico» Gutiérrez», del derechista Equipo por Colombia.

La tendencia al alza del «ingeniero» o «el viejito», como le llaman cariñosamente sus seguidores, se confirmó en la tarde de este domingo 29 de mayo, cuando con el 99,62 % de los votos contabilizados, Hernández, candidato de la Liga de Gobernantes Anticorrupción, logró 5.948.162 votos, el 28,18 %.

Gustavo Petro y Rodolfo Hernández van a segunda vuelta en Colombia

Petro, que prácticamente lleva cuatro años en campaña, fue el primero, como vaticinaban los sondeos, con 8.512.519 sufragios, es decir el 40,33 %. El segundo lugar de Hernández sacude el escenario político colombiano, donde se esperaba una contienda entre Petro, representante de la izquierda que aspiraba a llegar al poder por primera vez, y «Fico», una continuación de la derecha y del uribismo.

El candidato indescifrable

El ingeniero es uno de los candidatos más indescifrables de la carrera presidencial colombiana, pues su discurso se ha basado en una lucha sin cuartel contra la corrupción, sin muchas medidas concretas que propongan cómo combatirla o aborden temas económicos y sociales.

Y a pesar de la falta de concreción, el discurso anticorrupción ha calado y convencido a los colombianos, especialmente en las regiones de la zona oriental del país, donde queda el departamento de Santander, del que es oriundo, y en el centro y sur.

Hernández, exitoso empresario, arrancó su carrera en Bucaramanga, capital de Santander, donde se hizo millonario en el negocio de la construcción de viviendas de interés social.

En esta campaña escogió como compañera de fórmula a una afrocolombiana, la académica Marelen Castillo Torres, de 53 años, que hasta antes de entrar a la política trabajaba en la Universidad Minuto de Dios, perteneciente a la comunidad de los padres eudistas y con cero experiencia en cargos públicos.

El candidato es un empresario reconvertido a político que se ha hecho popular por su personalidad irreverente, que le ha llevado a protagonizar numerosas polémicas por su forma de expresarse, sin tapujos y llegando a la chabacanería en ocasiones.

Elecciones en Colombia | Estatuto de Protección de venezolanos seguirá sin importar quién gane

Fiel al desparpajo que lo caracteriza, Hernández votó esta mañana en un colegio de Bucaramanga a primera hora de la mañana y aseguró que se iría a dormir, mientras salían los resultados.

Para ganar, los candidatos necesitaban obtener la mitad más uno de las papeletas, algo que ninguno de los aspirantes ha logrado, por lo que el próximo 19 de junio los colombianos acudirán nuevamente a las urnas para decidir definitivamente quién será el próximo inquilino de la Casa de Nariño, sede presidencial colombiana, nombre que el ingeniero dio también a su sede de campaña en Bucaramanga.

Restitución de relaciones con Venezuela

Hernández defiende un restablecimiento de las relaciones consulares con Venezuela, que activará «el mismo día» de la investidura si gana los comicios, a la vez que argumenta que «Maduro se resuelva con los venezolanos y los venezolanos resuelvan qué hacen con Maduro».

«Las relaciones consulares son necesarias para una buena circulación, intercambio tanto comercial como de turismo y también porque la frontera es donde más también se está sintiendo el incremento de la violencia que está teniendo Colombia», observa en una entrevista con Efe Hernández.

Las relaciones diplomáticas de Colombia y Venezuela están rotas desde febrero de 2019 por orden del gobernante venezolano, Nicolás Maduro, tras un intento del líder opositor Juan Guaidó de atravesar la frontera desde la ciudad colombiana de Cúcuta al frente de una caravana de ayuda humanitaria.

Hernández asegura que «hay 180 trochas» por las que se mueven de manera informal, tanto personas como mercancías. «Eso es como amarrar un gato con chorizos. Eso no sirve para nada», añade en su particular forma de explicar las cosas.

Elecciones presidenciales de Colombia: ¿qué esperan los migrantes venezolanos?

«Las relaciones consulares hay que activarlas el mismo día porque los que están pagando las consecuencias de peleas políticas son los tres millones de colombianos que viven en Venezuela. Ellos no tienen nada que ver con eso, hay que ayudarles para que puedan establecerse, regularizarse», valora el aspirante populista.

«No meterme con el vecino»

En su opinión, «la mejor política exterior es la interior, que quiere decir: no meterme con el vecino para que ese vecino no se meta conmigo», una visión que aplicará si llega a la Casa de Nariño.

«¿Cómo vamos a pretender nosotros ponernos a preocuparnos por los problemas de Venezuela cuando tenemos aquí muchos?», insiste, dejando claro que no se entrometerá en la situación venezolana si es presidente.

«Toca ponernos a trabajar en nuestras soluciones internas y allá que (Nicolás) Maduro resuelva con los venezolanos y los venezolanos resuelvan qué hacen con Maduro, eso no me interesa a mí», continúa.

EFE

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a