25 C
Caracas
lunes, 8 marzo, 2021

Río de Janeiro deja de percibir millones de dólares por suspensión del Carnaval

La tradicional fiesta que durante cinco días mantenía cautivados a millones de turistas no se efectuará este año por la pandemia del COVID-19, situación que hace que no entren a las arcas de la ciudad unos 700 millones de dólares

-

Durante el Carnaval el mundo se maravillaba por la colorida fiesta que se extendía por cinco días en el Sambódromo de Río de Janeiro. Hoy la “cidade maravilhosa” está vacía y lejos de los cantos y bailes que por décadas han cautivado a millones de turistas, hoy se escucha el lamento de comerciantes, escuelas de samba y una población entera que sufren ante la suspensión de la famosa fiesta por causa de la pandemia del COVID-19.

Río de Janeiro, que en 2020 recibió 717 millones de dólares por los turistas durante durante las tradicionales fiestas, dejará de percibir importantes ingresos, reseñó el portal France 24. En enero, el alcalde de la ciudad, Eduardo Paes, suspendió de manera definitiva la celebración del Carnaval y acabó con la idea que tenían muchos de postergarlo para el mes de junio.

El gobierno local creó un programa para apoyar económicamente a los brasileños que trabajan todo el año para organizar la fiesta de Carnaval.

El estado de Río de Janeiro registra más de 552 mil contagiados por el nuevo coronavirus desde que la Organización Mundial de la Salud decretó la pandemia mundial en marzo de 2020. Mientras que el número de fallecidos en la entidad supera los 31 mil ciudadanos. Brasil es el segundo país con mayor número de contagios con casi 10 millones de personas, mientras que su tasa de muertes se ubica en los 237 brasileños. Esos números además de las restricciones en los viajes obligaron la cancelación de los Carnavales.

LEE TAMBIÉN

Gobierno autoriza dos días de Carnaval en El Callao con medidas de bioseguridad

- Advertisement -

“Nunca he escondido mi pasión por el carnaval y sé la importancia económica que tiene este evento cultural para nuestra ciudad. Sin embargo, me parece una tontería imaginar en este momento que podemos organizar el carnaval en julio”, escribió Paes en su cuenta en Twitter.

La prohibición no ha evitado que los cariocas organicen fiestas de disfraces clandestinas con un costo de 40 dólares por entradas, que promocionan a través de las redes sociales.

El estado de Río de Janeiro publicó un decreto con vigencia desde el 12 al 17 de febrero que prohíbe “la concentración y desfile de escuelas de samba; la concesión de autorización para el comercio callejero temporal, la concesión de licencias transitorias para eventos del carnaval y el ingreso a la ciudad de buses y otros vehículos, excepto aquellos que presten servicios regulares a empresas u hoteles”.

Se espera que para 2022, luego de un programa de vacunación contra el COVID-19 y mayores controles de bioseguridad, Río de Janeiro vuelva a ser la sede de las fiestas más coloridas del planeta.

Con información de France 24.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado