24.5 C
Caracas
miércoles, 19 junio, 2024

¿Qué es Hamás, cómo se financia y en qué creen sus militantes?

La organización es designada terrorista por la Unión Europea, Australia, Canadá, la OEA, Japón, Paraguay, Reino Unido Estados Unidos. Su ataque a la población civil en Israel provocó el repudio internacional

-

Hamás es el nombre corto con el que se conoce internacionalmente al Movimiento de Resistencia Islámica, una organización islamista y militante que cuenta, además, con una milicia armada y un partido político. Esta organización se fundó en 1987 tras la primera Intifada, una serie de brotes de violencia y conflicto armado entre palestinos e israelíes dentro de las fronteras de Israel y en Cisjordania, Franja de Gaza y los territorios ocupados por Israel.

Hamás no reconoce a Israel y uno de sus propósitos es su destrucción y la fundación de un Estado islámico desde el Mediterráneo hasta el río Jordán, según sus propias declaraciones y Carta de Compromiso, emitida en 1988. 

El sábado 7 de octubre 2023, Hamás perpetró el más sorpresivo y letal ataque contra Israel en 50 años, con un complejo asalto que tomó al país por sorpresa. Durante la celebración de la festividad sagrada judía Simcha Torá, el país despertó bajo una lluvia de 2.200 misiles y cohetes lanzados desde Gaza.

También cientos de militantes y guerrillas cruzaron la frontera por aire, mar y tierra y tomaron ciudades y poblados sureños, como Sderot y Ashkelon; además de varios asentamientos y kibbutzim —comunidades agrícolas— en el desierto del Negev. La cifra de muertos ya supera los 1.000 en Israel.

La contraofensiva israelí en Gaza ya ha causado la muerte de al menos 600 palestinos.

Más de 800 muertos en guerra de Israel y Hamas

Actualmente, Hamás está formado por diferentes grupos y facciones militares, incluidas las Brigadas Qassam, que han ejecutado numerosos ataques y atentados suicidas contra Israel en los últimos años.

Al ser una organización terrorista, su financiamiento es opaco, pero existen sospechas e investigaciones que apuntan a que recibe apoyo económico de Irán, Líbano, Catar, Arabia Saudí y socios en Medio Oriente.

Además, es adversario político de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), una coalición de partidos y organizaciones considerada internacionalmente representante legítima del pueblo palestino. 

A diferencia de Hamás, la OLP firmó el reconocimiento de Israel y su soberanía durante los Acuerdos de Oslo en 1993 y busca el reconocimiento de un Estado palestino en los territorios conocidos como Franja de Gaza y Cisjordania, separados geográficamente por Israel, y ambos reconocidos tierra palestina tras el fin de la guerra árabe-israelí de 1948.

El acenso de Hamás y la acumulación de poderío

La fuerza predominante en la OLP era hasta 2006 el partido Fatah, fundado por el emblemático expresidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y de la misma OLP desde 1964 hasta 2004, Yasser Arafat.

Arafat firmó el cese a la violencia y el reconocimiento mutuo entre árabes e israelíes en los Acuerdos de Camp David, Washington, en 1993, durante la administración Clinton. 

Pero la muerte de Arafat en noviembre de 2004 debilitó al partido —más moderado— y finalmente a la OLP. Durante las elecciones de 2006, Hamás se impuso sobre Fatah y su líder Ismail Haniyed se inició como Primer Ministro, pero el presidente Mahmoud Abbas lo destituyó semanas después, durante el primer conflicto abierto entre ambos grupos palestinos: Hamás y Fatah. 

El quiebre ha ocasionado el cisma y agudizado la división ideológica, política y operacional en ambos territorios, así como las vías y respuestas al conflicto: Hamás controla la Franja de Gaza, una porción de tierra en el Mediterráneo, entre Egipto e Israel, considerada hostil por este último.

Fatah ejerce autogobierno y control sobre ciudades en los Territorios, como se conoce a Cisjordania, muchos de los cuales permanecen bajo vigilancia y control militar de Israel, además de la colonización y construcción de vastos complejos residenciales y asentamientos judíos en tierra palestina violando el derecho internacional.

Durante años, los militantes de Hamás han lanzado miles de cohetes desde áreas en Gaza dirigidos a comunidades residenciales y zonas israelíes, pero el ataque que comenzó este 7 de octubre es una escalada dramática del conflicto de larga data que impondrá más trabas a la paz y agudizará las tensiones y la radicalización.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR


Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a