¿Qué es el burka y por qué lo imponen a las mujeres afganas?

El grupo radical toma el poder en el país y comienza a establecer las reformas para declarar su Emirato, como en 1996. Las mujeres y las niñas son las personas más vulnerables a las restricciones impuestas por los talibanes

2171
| Foto: Instagram

Caracas.- Las mujeres afganas están preocupadas por regresar a los días oscuros que vivieron con el dominio de los talibanes. Tienen desesperanza y miedo a perder sus derechos individuales, sociales y finalmente ver cómo se desvanecen décadas de esfuerzos en los que lograron conquistar derechos como la educación o, uno tan simple, como el de elegir qué vestir. En los 90, por imposición de los talibanes las niñas afganas mayores de diez años no podían continuar sus estudios, tampoco tenían derecho al trabajo y les estaba prohibido salir a la calle sin la compañía de un hombre de la familia.

La llegada y la toma del poder del grupo insurgente al país asiático significa un retroceso en Derechos Humanos que fueron otorgados a las mujeres de esta nación con la Constitución de 2003, dos años después de que, con ayuda de los Estados Unidos, las fuerzas afganas lograran expulsarlos del poder.

A 20 años de su caída, los talibanes retornaron dejando a su paso terror y poniendo, especialmente, en un piso vulnerable a las mujeres y niñas de este país. Entre las restricciones impuestas a este grupo, basadas en la interpretación de la ley islámica, una de las que más llama la atención es el uso obligatorio de un manto llamado burka que cubre en su totalidad el cuerpo femenino.

Cientos de imágenes de mujeres arropadas con este velo -negro o celeste en su mayoría- se han viralizado en las redes sociales, pero… ¿qué es esta particular vestimenta y por qué las mujeres afganas deben usarlo?

El burka es un tipo de velo opaco que se ata a la cabeza y cubre la cara a excepción de una franja situada a la altura de los ojos. El burka afgano tiene la particularidad de que cubre el cuerpo y la cara enteramente, llegando hasta los tobillos. No suplanta la ropa habitual e impide que quien lo usa pueda ver normalmente, puesto que el enmallado, ubicado a la altura de los ojos, limita la visión lateral haciendo perder la ubicación espacial, detalla el portal Ecured.

| Foto: Instagram

Aunque a principios del siglo XX el burka era considerado una prenda lujosa -bordada en hilos de oro- y exclusiva solo para las mujeres de prestigio, poco a poco se fue popularizando y ahora se confecciona en tela de algodón, su uso no era obligatorio. Bajo el control de los talibanes, se considera un instrumento abusivo y violatorio que sólo persigue invisibilizar a las mujeres, pues su uso es estricto y no hacerlo podría traer consecuencias graves, incluso, la muerte.

«Hay muchas restricciones ahora. Cuando salgo tengo que llevar la burka, como me lo ordenan los talibanes, y un hombre me tiene que acompañar», dijo Nooria Haya a la BBC, la mujer reside en Ishkamish, un distrito rural ubicado en Takhar, en la frontera noreste de Afganistán con Tayikistán. La zona fue una de las que en junio pasado fue tomada por los talibanes.

Aunque el pasado 17 de agosto, Suhail Shaheen, un portavoz de los talibanes, aseguró que el burka no era el único velo que podían usar las mujeres y que no estarían obligadas a llevarlo, los temores no se disipan. Solo durante el primer día de toma en Kabul, imágenes de mujeres maquilladas fueron retiradas de algunas tiendas de la ciudad, el silencio se apoderó de las calles y muchas mujeres sentían temor de salir.

Temo por mis hermanas afganas

La activista por los derechos de la mujer, Malala Yousafzai, declaró a la BBC que sentía temor por sus hermanas afganas. Pidió al mundo no mantenerse en silencio mientras se retrocedía años e incluso siglos en los derechos que tanto había costado conquistar.

“Aunque algunos miembros del Talibán dicen que no le negarán a las mujeres y a las niñas el derecho a la educación o el derecho a trabajar, dada su historia de reprimir violentamente los derechos de las mujeres, los temores de las ciudadanas afganas son reales. Estamos escuchando informes de estudiantes que han sido rechazadas de sus universidades y de trabajadoras de sus oficinas», denunció la activista.

La voz de Malala en la lucha por los derechos de las mujeres a la libertad y la educación transcendió en el año 2012 cuando un talibán le disparó en la cabeza luego de que defendiera su derecho al estudio y al de las niñas de su natal Mingora al noroteste de Pakistán, cuando esta zona estaba en manos de los grupos extremistas talibanes.

Con información de EFE, BBC, El Tiempo, Ecured y El Pitazo

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.