Publican cientos de documentos desclasificados sobre la invasión de EE.UU. a Panamá

La plataforma periodística "Panama Files" reúne cerca de 600 documentos desclasificados sobre la invasión de los Estados Unidos para capturar al general Manuel Antonio Noriega, gracias a una alianza con la 'Comisión 20 de diciembre y el Centro de Derechos Humanos de la Universidad de Washington

71
Una placa conmemorativa a la invasión de los Estados Unidos al barrio del Chorrillo el 20 de diciembre de 1989 en Ciudad de Panamá. Foto: EFE

Panamá.- Cientos de documentos desclasificados de archivos estadounidenses sobre la invasión a Panamá en 1989 que incluyen datos de los muertos, juicios marciales por violación de derechos humanos y llamadas presidenciales, fueron publicados en «Panama Files«, una plataforma periodística activada el martes 17 de diciembre.

Se trata de un proyecto desarrollado por el colectivo de periodistas Concolón y su primer capítulo reúne cerca de 600 documentos desclasificados en Estados Unidos como resultado de una alianza con la Comisión 20 de diciembre y el Centro de Derechos Humanos de la Universidad de Washington, según se explica en la página web.

El próximo viernes se conmemorarán los 30 años de la invasión de Estados Unidos a Panamá con el objetivo de capturar al general Manuel Antonio Noriega y reinstaurar la democracia en Panamá, recuerda el sitio web.

El Ejército estadounidense desplegó 26.000 efectivos, más del doble del pie de fuerza de Panamá, y utilizó armamento de última generación que causó gran destrucción especialmente en el barrio El Chorrillo, donde se ubicaba el Cuartel Central de las Fuerzas de Defensa del país centroamericano.

casa blanca desclasificó la foto del perro que propició la muerte de al bagdadi

El entonces presidente de EE.UU., George H. W. Bush, llamó la madrugada del 20 de diciembre de 1989 a sus homólogos de México, Carlos Salinas; Venezuela, Carlos Andrés Pérez, y al argentino Carlos Menem, y les explicó que invadía Panamá porque «Noriega había declarado la guerra, su Ejército había asesinado a un oficial de marina estadounidense, golpeado a otro y acosado a su esposa».

«A ese punto, no podíamos tolerar sus actos», le dijo en su momento Bush al mexicano Carlos Salinas. »No podíamos permitir que Noriega brutalice a los americanos», resaltó W.Bush.

Lo bueno, agregaba, era que habían logrado reinstaurar la democracia en Panamá tras veintiún años de dictadura: «Había un nuevo presidente, y les pedía reconocerlo», indicó Panama Files.

Bush se refería al nuevo Gobierno panameño liderado por Guillermo Endara como presidente, y Guillermo Ford y Ricardo Arias Calderón como vicepresidentes, a los que se había «juramentado en sus bases a la medianoche del 20 de diciembre de 1989».

miles de expedientes sobre dictaduras en bolivia podrán consultarse libremente

«Hay memos durante un año sobre las cifras de panameños muertos en el ataque. Al contar los cuerpos que ellos mismos enterraron en fosas y agregar las cifras proporcionadas por el Instituto de Medicina Legal de Panamá, llegaron a la que mantuvieron para siempre: 202 civiles, 314 militares», publicó Panama Files.

En una entrevista con EFE, el presidente de la Comisión 20 de diciembre, el rector universitario Juan Planells, dijo que ese ente que busca establecer la verdad de lo ocurrido hace 30 años ha «analizado algo más de 250 casos que están verificados, validados, documentados, de modo que podemos decir que efectivamente son víctimas de la invasión».

«Se han tejido muchas historias de miles de panameños (muertos), nosotros no hemos podido comprobar hasta ahora, con las investigaciones que hemos hecho, que sean grandes cantidades, pero sí que se violentaron derechos humanos, y ese es un tema que a nosotros nos preocupa», agregó Planells.

De acuerdo con los papeles citados por Panama Files, por la muerte de civiles y otros cargos, fueron sometidos a juicio marcial «19 miembros del Ejército y 17 fueron condenados. Un documento precisa que tres miembros de la Séptima División de Infantería y uno de la 82 Airborne Division fueron condenados por matar civiles. Otros celebran el éxito de una operación que terminarían tomando como modelo».

«Cuando Panamá ya era cenizas y en las calles soldados gringos controlaban el paso y la vida, Estados Unidos empezó a preocuparse por la construcción del nuevo régimen. La economía estaba tan rota como las ciudades, el tráfico de drogas aumentaba y el país era ‘un paraíso para el lavado de dinero por la falta de aplicación efectiva de la ley'», según los reportes.

Panama Files agregó que una vez que Noriega se entregó a la justicia el 3 de enero de 1990 «las nuevas obsesiones fueron un paquete de ayuda -420 millones de dólares-, levantar una nueva Fuerza Pública sobre las deshechas Fuerzas de Defensa -una ‘conveniente a los deseos de los Gobiernos de Panamá y de los Estados Unidos’, a la que le dieron órdenes directas- y la estructura del nuevo Estado».

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO