30.8 C
Caracas
miércoles, 23 septiembre, 2020

Perú apunta a récord mundial de mortalidad en pandemia con 63.000 fallecidos

Aunque el conteo oficial de decesos por coronavirus se encuentra en 27.000, los registros de defunciones arrojan más de 63.000, muchos bajo sospecha de haber portado la enfermedad

-

Lima.- Perú está a un paso de ser el país con la mayor tasa de mortalidad durante la pandemia, tras haber rebasado oficialmente los 27.000 fallecidos por COVID-19, pero con una cifra de exceso de muertes en este periodo casi dos veces y media mayor, pues los registros de defunciones revelan unos 63.000 muertos.

Ese es el número de muertes acumuladas desde el inicio de la pandemia en comparación a las cifras de años anteriores en el país andino, el sexto país del mundo con más casos confirmados al acumular ya más de 567.000 contagios.

Con los 27.034 fallecidos confirmados hasta este viernes la tasa de mortalidad de la COVID-19 en Perú es de 84 fallecidos por cada 100.000 habitantes, solo por detrás de Bélgica, que registra 87 decesos por cada 100.000 habitantes.

De incluir en las cifras a los miles de occisos que murieron bajo sospecha de coronavirus, como sí hizo Bélgica, Perú superará de largo esos valores. De momento las autoridades son muy cautas al incluir casos que no hayan dado positivo a una prueba de descarte del virus.

Esta semana el Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades contabilizaba 10.443 muertes sospechosas de COVID-19, que de confirmarse elevaría el número de fallecidos más allá de los 37.000.

Sin embargo, aún quedarían un exceso de unas 26.000 muertes todavía por explicar para llegar a las 63.000 que figuran en el Sistema Nacional de Defunciones (Sinadef).

LEE TAMBIÉN

Residentes de Wuhan defienden derecho a festejar por vencer al COVID-19

- Advertisement -

Uno a uno

Desde junio, el Ministerio de Salud conformó un grupo de expertos con la única misión de conciliar las cifras. Para ello revisan las actas de defunciones una por una con tal de verificar si aquellas que consignan sospecha de COVID-19 se trataba realmente del coronavirus o, por el contrario, eran una falsa alarma.

Lo hizo después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendara a los Estados considerar a las muertes sospechosas para valorar el efecto mortal de la enfermedad en la población.

Fruto de este trabajo se han revisado ya miles de casos que han permitido corregir en dos ocasiones el reporte de fallecidos y agregar casi 8.000 decesos a las cifras oficiales que no habían sido considerados en su momento.

«Creo que no hay ningún país en el mundo que esté haciendo un verificación de cifras de fallecidos en paralelo con la pandemia. Todos los países la hacen una vez terminada la epidemia», aseguró el jueves la ministra de Salud de Perú, Pilar Mazzetti.

«Esto significa que estamos actuando con la mayor transparencia. Día a día incorporaremos cualquier discrepancia que pueda existir», añadió.

LEE TAMBIÉN

Gobierno colombiano planea reabrir bares, pero sin alcohol

2/5 (1)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado