Perfil | Pedro Castillo, el revolucionario peruano con discurso conservador

En cuanto a la migración, Pedro Castillo también mantiene su posición muy clara, de llegar a la presidencia de Perú, su gobierno dará 72 horas a los extranjeros que hayan ido "a faltar el respeto"

388
Foto: EFE

Caracas.- Con los resultados que arrojó la primera vuelta electoral, el candidato Pedro Castillo, quien también es profesor y dirigente sindical, se acerca lentamente a la presidencia de Perú y deja atrás a su contrincante, Keiko Fujimori.

Su grito de guerra es revolucionario: «No más pobres en un país rico», sin embargo, su posición sobre políticas sociales como el matrimonio entre homosexuales, el aborto, el consumo de marihuana o la eutanasia, es contraria a quienes la promueven.

Se muestra además conservador en temas como la lucha contra la inseguridad y apoya la «mano dura» en términos de orden público.

Ultimátum a extranjeros

Su mensaje fue directo en lo que respecta a la población extranjera que ha ingresado al país andino en busca de nuevas oportunidades. De ganar la presidencia, su gobierno dará 72 horas de plazo a los extranjeros que hayan ido a Perú a «faltar el respeto».

«Mientras del otro lado traen a personalidades para llenar al pueblo peruano con ciudadanos de otros países, acá ratificamos que el 28 de julio, a través de un decreto supremo, les daremos 72 horas de plazo a los ciudadanos que han venido de otros países a faltar el respeto», dijo Castillo el 4 de junio ante sus seguidores.

El 31 de mayo, el líder político venezolano, Leopoldo López, y su esposa, Lilian Tintori, estuvieron en un mitin junto a Keiko Fujimori y llamaron a votar por ella en aras de «salvar» la democracia.

Foto: Cortesía

LEE TAMBIÉN

Organización sindical Así Venezuela propone diálogo social tripartito para tratar crisis de trabajadores

Castillo, reconocido por usar sombrero blanco de ala ancha y un lápiz gigante de plástico durante su campaña electoral, comenzó a salir del anonimato en 2017, cuando dirigió una huelga de profesores en varias regiones peruanas que se extendió por 75 días, una de las exigencias era el aumento en los sueldos para los maestros de ese país.

Antes de eso, en el año 2002, se postuló a la Alcaldía de Anguía por el partido Perú Posible, sin embargo perdió. Fue miembro del comité de Cajamarca en representación de la misma tolda política en la que estuvo hasta 2017.

En el año 2020 confirmó su postulación para ocupar la Casa de Gobierno en representación del partido Perú Libre luego de la inhabilitación política del líder de esa tolda, Vladimir Cerrón.

Con 93,3 % de las actas contabilizadas, Castillo lidera el recuento con 50,16 % de los votos, más de 55.000, y, muy significativamente, sostiene una tendencia de crecimiento sobre Fujimori desde que en la pasada madrugada se difundieron los primeros datos oficiales del recuento.

Si el candidato izquierdista llegase a ganar, se convertiría en el presidente de la República peruano ajeno a las élites limeñas que han gobernado en la historia del país desde la época de la colonia.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.