21.4 C
Caracas
viernes, 23 octubre, 2020

PERFIL | Mercedes Aráoz, la primera presidenta de Perú en un conflicto de poderes

La segunda en la línea de mando presidencial se juramentó este lunes ante un Congreso disuelto por el Ejecutivo encabezado por Martín Vizcarra

-

En medio de un profunda crisis entre los Poderes Ejecutivo y Legislativo de Perú, la noche del lunes 30 de septiembre Mercedes Rosalba Aráoz Fernández juró como presidenta interina de esa nación ante el Congreso, a pesar de que este había sido constitucionalmente disuelto horas antes por el mandatario en funciones, Martín Vizcarra.

Para el momento de la disolución del Congreso, Aráoz ocupaba la vicepresidencia de la República, por lo que al ser la segunda al mando, fue llamada a ocupar la jefatura de Estado después de que los parlamentarios desconocieran la acción de Vizcarra y respondieran la suspensión del mandatario de su cargo por «incapacidad moral».

Reconocida por su labor como docente universitaria y consultora en organismos internacionales de la talla del Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y la Corporación Andina de Fomento, inició su carrera política durante el segundo gobierno de Alan García (2006-2011), con el que ocupó la cartera de Turismo y Comercio Exterior, para luego en 2009 pasar al Ministerio de Producción, y posteriormente ser la primera mujer en la historia de su país en asumir como ministra de Economía y Finanzas, hasta 2010.

Entre el Ejecutivo y el Legislativo

La economista, egresada de la Universidad del Pacífico y con posgrados en la Universidad de Miami y la Escuela de Gobierno John F. Kennedy de Harvard, llegó a la línea sucesoria del poder desde el mismo Parlamento, cuando en 2016 fue electa como congresista por el área metropolitana de Lima con el partido Peruanos por el Kambio (PPK), siendo la más votada de ese partido y la segunda dentro de su circunscripción. Aunque ejerce funciones desde hace tres años en el Poder Ejecutivo, Aráoz no se separó nunca de su curul, siendo presidenta de la Comisión de Economía y vicepresidenta de la Comisión de Presupuesto del Legislativo.

Con el partido PPK, fundado por el expresidente Pedro Pablo Kuczynski, formó parte de un gabinete de gobierno considerado entonces como «tecnocrático», siendo la segunda vicepresidenta del recién electo mandatario y participando activamente en diferentes eventos como delegada de su país en Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico de 2016, o como comisionada extraordinaria para el proceso de adhesión del Perú a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, en 2017.

Ese mismo 2017 fue nombrada como presidenta del Consejo de Ministros luego de que el Congreso, de mayoría fujimorista, negara por primera vez el voto de confianza a Fernando Zavala para continuar con su cargo. Como premier, estuvo al frente de la reconstrucción de los daños causados al país por el fenómeno El Niño, así como las investigaciones por el caso Odebrecht, que salpicaron a Kuczynski y le llevaron a enfrentar dos procesos de vacancia presidencial ante el Parlamento. Junto al entonces también vicepresidente Vizcarra, Aráoz mantuvo una posición de defensa del presidente en lo que catalogó como una «actitud golpista» por parte de la facción del partido opositor Fuerza Popular.

- Advertisement -

Durante su gestión, admitió que tuvo frecuentes roces con el Poder Legislativo controlado por Fuerza Popular, el cual en reiteradas ocasiones negó sus solicitudes y con la que afirmó que existía «una actitud de bloqueo».

Sin embargo, tras la polémica por el indulto concedido a Alberto Fujimori y de compra de indulgencias en el Congreso, el 21 de marzo de 2018 Pedro Pablo Kuczynski renuncia a su cargo, quedando el poder en manos de Vizcarra, por lo que Aráoz ascendió a la vicepresidencia única de la República, aún bajo la amenaza de nuevos procesos administrativos por parte de la bancada opositora.

En una entrevista concedida en 2018 al diario peruano El Comercio, en pleno proceso de vacancia contra Kuczynski, la funcionaria afirmó que habría renunciado a su cargo de haber sido destituido el presidente, y que no habría continuado en un eventual gobierno interino.

«Continuar en el gobierno si vacan al presidente sería volverme títere de un modelo de gestión que a mí no me gustaría», aseveró entonces. No obstante, al haber renunciado Kuczynski antes de que se emitiera un juicio en su contra, Aráoz decidió permanecer junto a Vizcarra cuando asumió el cargo.

Como vicepresidenta única, encabezó diferentes eventos en representación de su país como el Foro Económico Mundial de Davos (Suiza), o el reconocimiento de Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, siendo una activa promotora de la transición democrática del país dentro del Grupo de Lima.

Destino incierto

“Es una de las decisiones más difíciles que he tomado en mi vida. Lo más fácil hubiera sido renunciar y negarme a asumir el compromiso que acepté en el 2016. Soy una mujer de principios y no me corro de mis responsabilidades”, declaró la ahora mandataria tras alzar su mano y jurar frente a 86 de los 130 miembros que conforman el Congreso, precisamente aquellos que se encargaron de poner tantas trabas durante su carrera política.

Actualmente la incertidumbre reina en su nombramiento como presidenta interina en un momento en el que el tanto las Fuerzas Armadas como buena parte de la ciudadanía se han mostrado a favor de Vizcarra, quien por el artículo 134 de la Constitución estaba facultado para disolver el Legislativo y convocar a nuevas elecciones cuando este niegue en dos oportunidades un voto de confianza del Consejo de Ministros.

El Parlamento se defiende y alega que la confianza para cambiar las reglas de selección del Tribunal Constitucional se aprobó minutos antes de su disolución, por lo que catalogan la medida como «golpe de Estado» que justifica la separación de Vizcarra de su cargo.

Considerada por unos como democráta y primera presidenta del Perú, y por otros como una usurpadora de funciones, el papel de Mercedes Aráoz será clave en el desarrollo de uno de los conflictos políticos más importantes que ha sufrido la nación andina desde los tiempos de Fujimori.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado