Papa imparte bendición Urbi et orbi extraordinaria con el Santísimo Sacramento

El padre Edgar Sánchez, de la Diócesis de San Cristóbal, explicó que la bendición del Urbi et orbi alcanza a todos los creyentes que la reciban con fe y devoción, incluso mediante los medios de comunicación

979
Foto: Archivo

El papa Francisco impartirá este viernes 27 de marzo la bendición Urbi et orbi con el Santísimo Sacramento desde la plaza San Pedro del Vaticano, Roma, a las 18:00 hora local, 1:00 pm hora en Venezuela.

La bendición, con efecto universal y realizada de forma extraordinaria, se dará ante una plaza San Pedro vacía de fieles, debido a la cuarentena en la que se mantiene Italia por el brote de coronavirus. La oración del pontífice es motivada a la pandemia del coronavirus que ha unido al mundo en acción y oración.

La bendición Urbi et orbi (a la ciudad y al mundo) es una oración reservada a Su Santidad, en la que se combina la pastoral del jerarca católico como Obispo de Roma y Pontífice de la Iglesia universal. El día domingo, luego del rezo del Angelus, el Papa imparte la bendición desde el balcón vaticano.

LEE TAMBIÉN

PAPA FRANCISCO CELEBRA AUDIENCIA CON LOS FIELES DESDE EL PALACIO POR EL CORONAVIRUS

La bendición tiene el poder para los creyentes católicos de librar de los pecados a los fieles, al seguir determinados pasos establecidos en el Derecho Canónico como: haberse confesado, comulgado y no haber caído en pecado mortal, si es el caso.

El padre Edgar Sánchez, de la Diócesis de San Cristóbal, explicó en un comunicado, al que tuvo acceso El Pitazo, que los efectos de la bendición alcanzan a todos los creyentes que la reciban con fe y devoción, bien sea a través de la televisión, radio, Internet, entre otras vías.

“Todos los fieles que reciben la bendición a través de los medios de comunicación, pueden ganar la indulgencia plenaria que otorga la bendición pontificia al cumplir con las condiciones habituales”, explicó Sánchez.

En Caracas

En la plaza San Pedro estará el Cristo de los Milagros -imagen ante la que oró Francisco el pasado domingo-, mientras que en Venezuela ya el Nazareno de San Pablo, devoción venezolana ante la curación milagrosa de una peste- fue bajado de su pedestal y ya está en el altar mayor de la basílica de Santa Teresa, en Caracas, a propósito de la oración que será elevada en comunión con Roma.

4.57/5 (7)

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO