Obsesionado por borrar sus rastros de las redes, el sirio-venezolano que amasó una fortuna vendiendo carne al Estado venezolano en 2012 fue investigado por la Fiscalía y señalado por pagar cuantiosas sumas en dólares a personas vinculadas con redes de narcotráfico

.

Naman Wakil es un empresario del sector alimentación que amasó millones de dólares a través de jugosos contratos para la importación de alimentos que obtenía por ser el cuñado del exministro de alimentación, Carlos Osorio. De sus acaudaladas cuentas transfirió varios millones de dólares a una persona vinculada con el capo Daniel “El Loco” Barrera y a un socio del presidente de Globovisión, Raúl Gorrín. Pero la mayor preocupación del hombre de Osorio es ocultarse en internet mediante la contratación de profesionales quienes, además de inventarle oficios, realizan gestiones para borrar de la red todo rastro del sirio. 

Así, Naman Wakil ha sido jugador de fútbol de la vinotinto y beisbolista de los Leones del Caracas. Ahora, es un blogger de comida. De la amplia lista de profesiones que ha tenido, la que más parece acercarse a su real trabajo es la de blogger de comida.

Sus citadas actividades comerciales —todas tan distintas entre sí— le han permitido llenar una cuenta en el banco suizo CBH desde la que ordenó a sus banqueros que transfirieran 5,9 millones de dólares a familiares del exministro de Alimentación, Carlos Osorio, quien le había otorgado los contratos de carne, según los registros compilados por la comisión de auditoría de la Asamblea Nacional de Venezuela, publicó el 14 de octubre en su sitio web el portal especializado de economía Bloomberg.

En 2016, Wakil fue señalado de participar en la importación de carne para el Estado venezolano, específicamente para el Ministerio de Alimentación, que en aquel entonces estaba bajo la tutela del mayor general Carlos Osorio, quien ha sido señalado en numerosas oportunidades de estar involucrado en casos de pagos de sobornos y sobreprecios en la compra e importación de alimentos para el Estado venezolano, y que en la actualidad está es el presidente de la Corporación Venezolana de Minería.

El Pitazo confirmó que desde las cuentas del sirio-venezolano se hicieron, en 2012, cerca de 14 transferencias por montos desde los 108.250 dólares hasta 149.975 dólares a favor de Rodolfo Raschid Velasco Kassem, capturado por el Cicpc en 2013, señalado por formar parte de la organización del capo colombiano Daniel “El Loco” Barrera.

También se comprobó que Naman Wakil habría hecho entre diciembre de 2012 y junio de 2013 al menos ocho transferencias entre 350.000 hasta 2.000.000 dólares a favor de varias empresas, desde la cuenta de empresas propiedad de Wakil —Atlas Systems International y J.A. Comercio de Géneros Alimenticios— a favor de la Viltas Company, cuyos beneficiarios serían Roberto Rodríguez y Santiago Souto, este último también identificado como uno de los asesores de Raúl Gorrín en Suiza.

Instrucciones documento Naman Wakil by Anonymous ltKfbR4jO on Scribd

Tras los rastros en Internet

Aunque el 27 de mayo de 2019, al buscar a Naman Wakil en Google se encontraba un perfil de Wikipedia diciendo que este hombre era un futbolista turco-venezolano que había jugado con la selección nacional de fútbol de Venezuela (la vinotinto), con el Club Universidad Nacional A. C., también conocido como Pumas de la Unam o Pumas Unam (de México) y el Boca Juniors (de Argentina), entre otros.

El Pitazo consultó a fuentes deportivas especializadas de Venezuela y, estas negaron categóricamente que en la selección vinotinto, a lo largo de su historia, existiera un jugador con aquel nombre. El Pitazo comprobó que la foto del hombre que estaba en Wikipedia, y que aparecía como la identidad de Naman Wakil, era la de un militar y había sido obtenida desde una página de la Armada estadounidense donde invitaban a los jóvenes de ese país a enlistarse. El enlace consultado el 27 de mayo: https://es.wikipedia.org/wiki/Naman_Wakil ahora está vacío.

Para el 10 de junio de 2019, Naman Wakil era un beisbolista, según Wikpedia https://es.wikipedia.org/wiki/Naman_Wakil_(B%C3%A9isbol): Y, aunque el sitio no está disponible en la actualidad, allí se señalaba que el “deportista” había nacido en el estado Carabobo y jugado con los Leones del Caracas, con los Cardenales de San Luis (EE. UU.) y con los Tigres de Licey (Puerto Rico).

En la actualidad, el empresario se desarrolla como uno de los principales comisionados del cuerpo designado de la Major League Baseball​, y a su vez “ha buscado la especialización en tratamientos traumáticos para deportistas de diversas disciplinas”. Sin embargo, al seguir el enlace en donde se cita que se trata de un comisionado de la MLB, el nombre de Naman Wakil no figura en ese sitio.

La persona detrás de la creación de los rostros de Naman Wakil fue bloqueada por Wikipedia por usar «cuentas títeres» (cuenta de usuario detrás de la cual se sabe o sospecha que se encuentra un wikipedista que emplea habitualmente otro nombre) para pretender editar, alterar o impedir que se elimine del sitio de internet contenido que ha sido marcado como controvertido por su dudosa procedencia.

Wikipedia bloqueó la cuenta de “Gregoriojoségutierrez” para siempre por pretender editar constantemente la página que había cargado con el nombre de Naman Wakil. En los registros de la página se evidencia la siguiente advertencia hacia Gregorio José: “La página fue revisada y borrada con anterioridad, y esta aún no cumple con los criterios mínimos para permanecer en Wikipedia. Por favor, detente y no vuelvas a crear la página, a menos que ya no viole políticas de Wikipedia. Si insistes en crearlo, tu acción será considerada vandalismo (lo que nos obligará a bloquear tu cuenta).”

Sin embargo, las acciones que se están tomando en Internet no se han replicado tan rápido. El pasado 9 de mayo un usuario anónimo introdujo una reclamación a Twitter para que El Pitazo eliminara un tuit donde el hombre era mencionado. En aquel momento, el usuario aseguró que se violaba una política de Twitter y se dañaba la integridad del mencionado en el trino.

Adiós, Miami

El medio especializado relata que el sirio pasó de ser un vendedor ambulante a amasar una riqueza de 400 millones de dólares solo en cuentas del banco suizo CBH para septiembre de 2015, según un intercambio de correos electrónicos ese mes entre uno de sus abogados y uno de sus abogados. Sus banqueros se convirtieron en parte de los «Papeles de Panamá».

Wakil compraba carne de res y de aves barata, que se encontraba cerca de su fecha de vencimiento, con las que negoció y obtuvo cientos de millones de dólares en ganancias a través de contratos estatales. Entre ellos se incluye una facturación de junio de 2012 para suministrar al Ministerio de Alimentación 70.000 toneladas métricas de carne de res, pasta y aceite de cocina, por las que el Ministerio pagó 5.340 dólares por tonelada de carne de res, según documentos revisados ​​por Bloomberg News.

Fue con la venta de cárnicos al Estado venezolano que amasó, hasta 2015, una fortuna de 400 millones de dólares que reposan en las cuentas del banco suizo CBH, según detalla la información publicada en los Papeles de Panamá. Una cifra nada despreciable, pues Naman Wakil posee incluso más fondos en su cuenta que el clan de los Kardashian, cuya fortuna asciende a apenas 370 millones de dólares, según Forbes. Pero el sirio venezolano también tiene más dinero que la estrella de pop Taylor Swift, cuya fortuna está valorada en 360 millones de dólares, y que el actor Leonardo Dicaprio, que con una carrera de 20 años posee una cuenta bancaria de 245 millones de dólares.

Las copiosas cuentas bancarias de Wakil, llenadas con el dinero estatal venezolano, le dieron la oportunidad de adquirir una propiedad cerca de Key Biscayne, en Miami, que compró por 3,2 millones de dólares en 2011, según muestran los registros de propiedad. Wakil condujo un BMW y una Range Rover, de acuerdo con las múltiples multas de tráfico que acumuló en el sur de Florida. A finales de 2016, compró un condominio de 5,6 millones dólares en Porsche Design Tower, un edificio de 60 pisos frente al mar que fue diseñado conjuntamente con el fabricante de automóviles alemán, publica Bloomberg citando a cuatro fuentes familiarizadas con el caso.

Según datos aportados por Bloomberg, “mucho antes de esa compra, Wakil había usado CBH para un propósito mucho menos glamoroso”, citando al fiscal Zair Mundarayn. Durante siete meses a partir de diciembre de 2012, Wakil ordenó a sus banqueros de CBH que hicieran ocho transferencias de sus cuentas.

El Pitazo tuvo acceso a unos documentos y verificó que Wakil viajó de Caracas a Fort Lauderdale dos veces a finales de 2012 utilizando vuelos comerciales. En ambos casos ninguno de los dos viajes se extendió por más de 10 días.

El último viaje que hizo Wakil desde Maiquetía a Miami, nuevamente a Fort Lauderdale, fue el 22 de noviembre de 2013. De ahí en adelante se le pierde la pista al nuevo magnate.

El perfil del hombre sin sombra

A la fecha de la redacción de esta historia, el hombre figura como un blogger de comida. Sin embargo, Bloomberg presenta otra versión de la procedencia de Wakil. “Wakil, de 58 años, nació en Alepo, Siria, emigró a Venezuela y vivió en el distrito de Petare de Caracas, uno de los barrios marginales más grandes del mundo”.

De Naman Wakil se sabe que se nacionalizó como venezolano el 10 de diciembre de 1986, en la antigua oficina de la ONI, en Plaza Caracas, donde hoy está la sede principal del Saime. El cuñado de Carlos Osorio no solamente vivía en Petare, sino que ejerce su derecho al voto en Macaracuay.

Es padre de tres hijos, con pasaportes americanos, y su esposa, Ingrid Sayegh, es mencionada como tesorera de una empresa llamada Perdigao Agroindustrial Group Inc., creada para Wakil por Mossack Fonseca, y que maneja varias de sus empresas no solo en Panamá, sino en Estados Unidos, cita el sitio McClatchy Washington Bureau.

En los Papeles de Panamá, citados en el sitio web de McClatchy Washington Bureau, se conoció que Naman Wakil quería reducir su obligación tributaria en los Estados Unidos y que tenía sus negocios en Miami y en Carolina del Norte.

El Pitazo trató de contactar a Naman Wakil para obtener su versión sobre las acusaciones hechas por la Fiscalía en el exilio y sobre su mención en los Papeles de Panamá, pero no fue posible.

Alberto Herrera, un antiguo socio, afirmó que el hombre hace mucho tiempo está fuera del país y que no estaba autorizado para entregar información de contacto del empresario, al tiempo que se negó a recibir la comunicación enviada por este medio, según dijo a El Pitazo desde la sede de una empresa ubicada en el Centro Empresarial Eurobuilding, de la que el sirio es socio.

El rostro de Naman Wakil ya no es una incógnita y los venezolanos pueden identificar al hombre que, a través de favores familiares, amasó una fortuna vendiendo alimentos para un Estado que ejerce un férreo control sobre los más humildes, a quienes ha hecho dependientes de la entrega de las cajas de los Comités Locales de Abastecimientos y Producción (Clap) para poder tener algunos alimentos en sus hogares, muchos de ellos de dudosa procedencia e higiene.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación 4.4 / 5. Votos: 50

DÉJANOS TU COMENTARIO