19.5 C
Caracas
jueves, 6 octubre, 2022

Moscú recibe críticas al endurecer control de la cuarentena con pases digitales

Los habitantes de Moscú pueden solicitar los códigos QR en línea, por teléfono o a través de un mensaje corto si tienen que ir al trabajo, a centros médicos o trasladarse en transporte público o privado por la ciudad para llegar a un supermercado, a la casa de campo o a una estación ferroviaria en medio de la cuarentena

-

Moscú.- Moscú endureció este miércoles el control de la cuarentena en la capital rusa con la introducción de pases digitales para los ciudadanos que tengan que ir al trabajo o moverse por circunstancias justificadas en la ciudad, ante el fuerte aumento de los casos de coronavirus, y entre problemas y críticas.

Siguiendo el ejemplo de China, la Alcaldía de Moscú ha concedido hasta ahora unos 2,3 millones de códigos QR que los moscovitas pueden solicitar en línea, por teléfono o a través de un mensaje corto si tienen que ir al trabajo, a centros médicos o trasladarse en transporte público o privado por la ciudad para llegar a un supermercado, a la casa de campo o a una estación ferroviaria.

Aumento de casos en Moscú

El alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, explicó la semana pasada cuando anunció la medida que la situación en Moscú había empeorado.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, atribuyó este miércoles esta medida a la falta de disciplina de los moscovitas, que no cumplieron con las recomendaciones de las autoridades de permanecer en casa durante la cuarentena y solo salir para realizar las pocas actividades autorizadas.

Este miércoles la capital registró un aumento de 1.774 casos, hasta sumar un total de 14.776. Además han fallecido 196 personas.

LEE TAMBIÉN

Coronavirus en Rusia: ambulancias hacen cola para ingresar a pacientes al hospital

La capital representa más del 60% de todos los casos de coronavirus en Rusia, que hoy experimentó un nuevo récord diario con 3.388 nuevos positivos, hasta 24.490. En total han fallecido 198 personas por COVID-19 en el país.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha dicho que la evolución de la situación epidemiológica no va en la buena dirección y ha pedido estar preparados para todos los escenarios.

La viceprimera ministra Tatiana Golikova indicó el lunes que esta semana y el principio de la próxima en Moscú aún irán aumentando los casos antes de registrar un aplanamiento de la curva.

Problemas iniciales con los pases digitales

La implementación de los salvoconductos en Moscú, una ciudad de 13 millones de habitantes, no ha estado exenta de problemas iniciales.

A primera hora de la mañana se formaron grandes atascos en las carreteras a la entrada de la capital, de hasta cinco kilómetros en algunos casos, y en algunas estaciones de metro se produjeron aglomeraciones de viajeros por los controles de los pases digitales —junto a los pasaportes— por parte de agentes de la Policía.

Eso llevó a que la mayoría de las personas —algunos sin mascarillas, según las fotografías de usuarios publicadas en redes sociales— no guardara la distancia social de 2 metros recomendada.

Sobianin reconoció en la red social Twitter que esta mañana se generaron colas en las entradas de las estaciones del metro, algo «crítico» en la situación actual.

LEE TAMBIÉN

Rusia registra por primera vez 2.000 casos por COVID-19 en 24 horas

Por eso pidió a la Policía que organice los controles de tal manera que no conlleven a «aglomeraciones masivas».

Pasada la hora punta desaparecieron las colas y el número de pasajeros era notoriamente inferior al de días anteriores, como pudo comprobar EFE.

Tanto en el metro como en los autobuses hay asientos que lucen una pegatina roja con el signo de prohibido sentarse para marcar la distancia social entre sus usuarios.

Críticas de oposición y organizaciones de Derechos Humanos

La implementación de los pases digitales también ha generado críticas entre organizaciones de derechos humanos, activistas y opositores, en una ciudad en la que miles de cámaras de vigilancia ayudan además a vigilar el cumplimiento de la cuarentena de personas que deben quedarse en casa o reciben tratamiento en sus hogares.

El líder opositor Alexéi Navalni se preguntó en Twitter si no se podía haber pensado antes en controles automatizados.

La organización de derechos humanos Agora consideró a su vez «ilegal» la medida de Sobianin, al afirmar en su canal de Telegram que «ciertas restricciones a los derechos y las libertades solo pueden establecerse en un estado de emergencia con una indicación obligatoria de los límites y la duración».

El alcalde ha asegurado que el almacenamiento de datos personales recogidos para la emisión de los códigos QR se hará «acorde a la legislación sobre datos personales» y que al término de su aplicación «la información sobre los pases será destruida».

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a