22.4 C
Caracas
martes, 9 marzo, 2021

EE. UU. | Médico fue despedido por realizar vacunación para evitar que dosis perdieran efectividad

“Abusó de su posición para poner a sus amigos y familiares en fila frente a personas que habían pasado por el proceso legal para estar allí”, dijo la fiscal de distrito del condado de Harris, Kim Ogg, esto según un artículo publicado en el diario The New York Time sobre el operativo que armó el médico Hasan Gokal para inyectar a 10 personas contra el COVID-19 antes de expirarse las dosis

-

Caracas.- El médico Hasan Gokal, quien emigró de Pakistán para ejercer su profesión en EE. UU., fue despedido de su trabajo y acusado de supuestamente robar presuntamente 10 dosis de vacunas que inyectó a personas vulnerables al COVID-19 antes de que las dosis expiraran.

El médico de Texas tenía seis horas para realizar vacunaciones tras haberse abierto un frasco de la vacuna contra COVID-19 a finales de diciembre de 2020, y por ende, tenía que encontrar a 10 personas elegibles para aplicarlas antes de que expirara la dosis.

De acuerdo con un artículo publicado por The New York Time, Hasan Gokal hizo visitas a domicilio y dirigió a la gente a su casa en las afueras de Houston. Algunos eran conocidos y otros, extraños.

Pocos minutos antes de que la vacuna se volviera inutilizable, reseña el medio estadounidense, el galeno optó por inyectar la última dosis a su esposa, quien padecía una enfermedad pulmonar, algo letal en medio del contagio de COVID-19.

- Advertisement -

LEE TAMBIÉN

EE. UU. | MEDICOS APLICAN VACUNA CONTRA COVID-19 A CONDUCTORES VARADOS EN TORMENTA DE NIEVE

Los fiscales describen a Gokal como un médico oportunista frío, mientras que su abogado considera que este actuó de manera responsable, incluso heroicamente.

Las posibilidades de que 10 personas elegibles aparecieran repentinamente eran escasas, pero el Dr. Gokal expresó que estaba decidido a no desperdiciar una sola dosis.

Para intentar solventar la situación empezó llamando a un funcionario de salud pública del condado de Harris a cargo de las operaciones de vacunación para informar sus planes de encontrar 10 personas para recibir las dosis restantes, y terminó recibiendo un mensaje que sólo decía: “Ok”.

Después de haber encontrado a los 10 ciudadanos aptos para vacunarse, el doctor proveniente de Pakistán presentó la documentación sobre las identidades de quienes fueron inmunizados contra el COVID-19, incluyendo a su esposa. Aclaró que informó a su supervisor y colegas de lo que había hecho y por qué.

Varios días después, dijo Hasan Gokal, ese supervisor y el director de recursos humanos donde laboraba lo convocaron para preguntarle si había administrado 10 dosis fuera del evento programado para el 29 de diciembre de 2020. Respondió que sí, resaltando que cumplió con las pautas de no desperdiciar la vacuna; sin embargo, fue despedido de inmediato.

Gokal denunció que lo acusaron de violar el protocolo y que debió haber devuelto las dosis restantes a la oficina o tirarlas.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado