Londres pide a los talibanes que pongan fin a la violencia

Gobierno de Londres convocó para el próximo miércoles una sesión de emergencia de la Cámara de los Comunes del Parlamento, que está cerrado por las vacaciones veraniegas

105
Foto: Cortesía The Eastern Herald

El ministro británico de Asuntos Exteriores, Dominic Raab, afirmó este domingo que la comunidad internacional debe permanecer unida para pedir a los talibanes que «pongan fin a la violencia» y respeten «los derechos humanos» en Afganistán.

Raab lanzó ese mensaje en su cuenta de Twitter, después de mantener una conversación con su homólogo paquistaní Mahmood Qureshi, con quien, dijo, «compartí mi profunda preocupación por el futuro de Afganistán».

«(Ambos) Coincidimos en que es clave que comunidad internacional esté unida para pedir a los talibanes que la violencia debe acabar y que se debe proteger los derechos humanos», escribió el jefe de la diplomacia del Reino Unido.

Ante el deterioro de la situación en ese país, el Gobierno de Londres ha convocado para el próximo miércoles una sesión de emergencia de la Cámara de los Comunes (baja) del Parlamento, que está cerrado por las vacaciones veraniegas.

El primer ministro, Boris Johnson, también celebrará hoy una reunión del grupo Cobra (comité de emergencias).

Johnson se pronunció por última vez sobre este asunto el pasado viernes, cuando dijo estar «extremadamente orgulloso» del papel que ha jugado el Reino Unido en los últimos 20 años en Afganistán y aseguró que evacuará en los próximos días a la «gran mayoría» de su personal diplomático.

El Ejecutivo conservador también anunció entonces el envío de 600 efectivos militares para ayudar a la repatriación del personal de la embajada británica en Kabul y de los afganos que han colaborado con la misión del Reino Unido.

A este respecto, el Ministerio británico de Interior informó hoy en su cuenta de Twitter de que «está trabajando ahora mismo» para proteger «ciudadanos británicos» y «ayudar a ex trabajadores» de este país y «otras personas elegibles» para «viajar al Reino Unido».

Interior también recordó que «ya ha reubicado a más 3.300 empleados afganos y a sus familias que han trabajado para el Reino Unido», al tiempo que se comprometió a «seguir cumpliendo con nuestras obligaciones internacionales» y «compromisos morales».

El líder de la oposición, el laborista Keir Starmer, afirmó este domingo que la situación en Afganistán es «profundamente preocupante» y urgió a Johnson que explique qué planes tiene para trabajar «con los aliados» «a fin de evitar una crisis humanitaria».

«Necesitamos volver al Parlamento para que el Gobierno informe a los diputados sobre cómo planea trabajar con los aliados para evitar una crisis humanitaria y una vuelta al pasado, cuando Afganistán era una base para extremistas que querían amenazar nuestros intereses, valores y seguridad nacional», declaró Starmer.

El presidente del Comité de Asuntos Exteriores del Parlamento, el conservador Tom Tugendhat, también advirtió hoy que la salida del Reino Unido de Afganistán, que ha propiciado el avance talibán, representa el «mayor desastre en política exterior» cometido por Londres desde la «crisis del Canal de Suez» 1956.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.