Lluvias torrenciales causan inundaciones en Australia

Debido a las fuertes lluvias, casi 90.000 usuarios se encuentran sin suministro eléctrico en varias zonas de la costa al norte de Sídney y de la periferia de la ciudad, según dijo la compañía eléctrica

74

Caracas.- Luego de un periodo prolongado de incendios forestales que azotaron a Australia, ahora los fuertes vientos y lluvias torrenciales causan alarma en las autoridades y habitantes de la costa oriental de Australia, en Nueva Gales.

El temporal es tan extremo que, desde el pasado domingo, ha causado el fenómeno de «cascadas invertidas», el agua levantada por el viento y arrojada por encima de las rocas.

LEE TAMBIÉN

El turismo de Australia pierde 3.100 millones de dólares por incendios

El Oficina de Meteorología emitió diversas alertas por inundaciones y avenidas de agua a lo largo de ríos y del litoral del estado de Nueva Gales del Sur, cuya capital es Sídney, y también por posibles daños en la costa a causa del fuerte oleaje y mareas de un nivel por encima de lo normal.

Según el reporte de las autoridades, en los últimos cuatro días han caído en la ciudad 391,6 milímetros de lluvia, la mayor cantidad desde febrero de 1990 cuando se alcanzaron los 414,2 milímetros. Advierten sobre más precipitaciones en los próximos días.

Casi 90.000 usuarios se encuentran sin suministro eléctrico en varias zonas de la costa al norte de Sídney y de la periferia de la ciudad, según dijo la compañía eléctrica Ausgrid a través de Twitter en un mensaje que acompañó de imágenes de árboles caídos sobre coches, casas y cableado urbano.

LEE TAMBIÉN

Australia confirma primer contagio por nuevo virus chino

Las lluvias han ayudado a los bomberos en su lucha contra la oleada de incendios que desde septiembre afecta el sureste del país, con más de treinta focos extinguidos desde el viernes solo en Nueva Gales del Sur.

«Esta es la noticia más positiva que hemos tenido en bastante tiempo», dijo a través de Twitter el Servicio Rural de Bomberos de este estado que cifró en 1,5 millones de hectáreas la superficie quemada por estos fuegos.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO