Lasso se impone como presidente electo de un Ecuador en crisis

Recibe un país con una economía en números rojos, donde la deuda pública alcanza el 63% del PIB, que cerró 2020 con un retroceso del 7,8%

202
| Foto: EFE

El exbanquero conservador Guillermo Lasso se proclamó presidente electo de Ecuador en el balotaje de este domingo sobre el delfín de la izquierda correísta, Andrés Arauz, quien concedió su derrota antes de que concluyera el escrutinio, reseña AFP.

«El 24 de mayo próximo asumiremos con responsabilidad el desafío de cambiar los destinos de nuestra patria y lograr para todos el Ecuador de oportunidades y de prosperidad que todos anhelamos», dijo Lasso ante sus partidarios en Guayaquil (suroeste).

El dirigente de 65 años, quien aglutinó buena parte del anticorreísmo bajo las banderas de la derecha y que recibirá un país dividido y en crisis por la pandemia, obtenía al menos el 52,48% del apoyo con el 93,74% de la votación escrutada, según el Consejo Nacional Electoral.

LEE TAMBIÉN

PERFIL | Guillermo Lasso, el exbanquero que busca por tercera vez la presidencia

Arauz, de 36 años y pupilo del exmandatario socialista Rafael Correa —el gran derrotado de esta elección—, captaba el 47,52% de los sufragios.

El voto nulo que promovieron los indígenas —factor desequilibrante en esta elección— se situaba en un 16%, un avance notorio frente al 9,55% del primer turno.

Lasso consiguió revertir el traspié de la primera vuelta y conquistar el poder en su tercer intento, luego de las derrotas de 2013 y 2017.

En el Centro de Convenciones Simón Bolívar, donde el candidato ofreció su discurso de victoria, la euforia venció a las restricciones por la pandemia. Apenas invitados con lista pudieron acompañarlo, mientras en Quito, bulliciosas caravanas de vehículos con banderas de Ecuador celebraron el triunfo de Lasso. 

«Ya el país no se perderá más; no podrá hacer todo, pero por lo menos frenará la caída que viene desde hace 14 años», señaló Cely Hoja, una maestra jubilada de 80 años.

Una “época de encuentro”

Lasso asumirá el poder en reemplazo del impopular Moreno, quien deja una economía en números rojos: en 2020 el PIB retrocedió un 7,8% y la deuda pública total alcanzó el 63% del Producto Interno Bruto.

Además, sale acosado por las críticas ante la lenta vacunación contra el COVID-19, que en más de un año ha matado más de 17.000 personas y estresado al máximo al sistema sanitario.

LEE TAMBIÉN

Venezolanos en Ecuador: ¿Qué proponen Lasso y Arauz sobre la migración?

«Hoy podremos dormir en paz y en calma. Yo no llego con una lista de a quiénes quiero perseguir ni ver en la cárcel. Yo quiero ver a todos los ecuatorianos libres, que no tengan miedo al Gobierno (…), que expresen sus opiniones con libertad», sostuvo en su discurso como mandatario electo, donde prometió una «época de encuentro».

El futuro presidente no gozará de mayoría en el Congreso y tendrá que negociar con Pachakutik, pues el partido indígena quedó segundo en las legislativas celebradas en febrero, por detrás de Unión por la Esperanza (Unes), el movimiento de Arauz. 

Creando Oportunidades (Creo), la fuerza de Lasso, tendrá una representación mínima.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Súper aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.