24.3 C
Caracas
martes, 24 mayo, 2022

La pandemia por COVID-19 obliga a velar muertos por videoconferencia

Funerarias de México, Chile y otros países en cuarentena recurren a la innovación para poder apoyar a las familias y los amigos de los difuntos. Velar a los muertos es una necesidad, pese al distanciamiento social.

-

Las autoridades de todo el mundo actualizan diariamente el recuento de víctimas mortales del COVID-19 y decenas de miles de hogares a lo largo y ancho del planeta se despiden de sus seres queridos por videoconferencia, logrado así velar a quienes hayan sido víctimas del coronavirus o hayan fallecido de muerte natural.

Pero la llamada nueva normalidad, que podría tildarse de surreal si no fuera tan tangible su coste humano, no le da tregua al luto. El dolor de la pérdida se suma al peso del confinamiento.

La crisis del coronavirus ha cambiado las reglas de prácticamente todos los ámbitos sociales y las estructuras de trabajo de la mayoría de las actividades económicas. Las empresas funerarias, cuya labor es gestionar algo tan natural como la muerte, no son una excepción.

LEE TAMBIÉN

ESPAÑA PROHÍBE VELATORIOS Y ENTIERROS CON MÁS DE TRES ACOMPAÑANTES POR COVID-19

La industria funeraria se adapta

Óscar Padilla, director de la funeraria J. García López, que opera en la Ciudad de México y su área metropolitana, cuenta a DW que el personal trabaja «con todo tipo de precauciones”. Se respeta en todo momento la distancia de seguridad entre ellos y el público; además, los trabajadores tienen que llevar siempre el tapaboca. Las instalaciones se limpian y desinfectan para mantener la higiene y, entre otras cosas, a las familias y demás asistentes a los servicios se les dan mascarillas y gel antibacterial.

En su opinión, una de las razones por las que la industria funeraria de México y otros países latinoamericanos ha podido adaptarse de manera eficiente a la situación es que España, que tuvo que lidiar con una situación sanitaria mucho más grave que la que ha enfrentado hasta ahora la sociedad mexicana, compartió su experiencia y eso les permitió prepararse y preparar al personal. De hecho, el sector funerario se convirtió en un foco de atención tras infectarse en un funeral en la ciudad española de Vitoria al comienzo de la crisis del coronavirus en el país ibérico.

LEE TAMBIÉN

FUNERARIAS DE CARACAS TOMAN PRECAUCIONES Y REDUCEN HORAS DE VELORIO

Velar a larga distancia

Todas las culturas tienen ritos para el deceso de un miembro de la comunidad. Los propios de la cultura occidental contemporánea en su mayoría los llevan a cabo estas empresas, que son las que se han visto obligadas a dar el paso a internet. En Chile se han impuesto los velatorios por videoconferencia para tratar de acercar a familiares y amigos del difunto.

La funeraria mexicana J. García López también ha introducido esta forma telemática de velar al ser querido y de despedirse de él. «Mientras garanticemos que tenemos una sólida red de datos y una conexión de internet suficiente, las familias se pueden conectar a través de cualquiera de las plataformas de videoconferencia”, explica Padilla.

LEE TAMBIÉN

CENTENARES DE CUERPOS SON ENTERRADOS EN CEMENTERIO MÁS GRANDE DE LATINOAMÉRICA POR COVID-19

Mario Franco, director de la también mexicana Agencia Funeraria Grossman, responde en entrevista con DW que su empresa aún no ha introducido la posibilidad de velar telemáticamente a los difuntos, si bien lo han considerado. «Yo creo que lo haremos próximamente”.

Distanciamiento funerario

En su empresa también se han introducido las medidas necesarias de higiene y distanciamiento social. Se permite velar a los difuntos, pero solo en grupos de hasta veinte personas y siempre que sean asintomáticas. En cuanto a sus operaciones, han dado prioridad a la cremación de los fallecidos por la COVID-19 ante los riesgos aún desconocidos. »La crisis del nuevo coronavirus ha saturado a los crematorios de toda la ciudad», cuenta Franco. «Puede convertirse en un foco de infección agregado”, agregó. Por eso está embalsamando a otros difuntos cuya cremación puede en principio esperar unos días más.

Ambos empresarios coinciden en que en términos económicos, el sector no se está viendo afectado por la crisis económica que quita el sueño a otros comerciantes. Como otras funerarias, Grossman está prestando servicios gratuitos a personas con escasos recursos, gracias a un convenio con las autoridades de la Ciudad de México. Pero Mario Franco lamenta que los buenos números de las funerarias no sean necesariamente un motivo de celebración en un contexto como este: «No es una buena noticia que tú tengas trabajo y los demás no”.

LEE TAMBIÉN

NI LOS FUNERALES SON UN LUGAR DE ENCUENTRO EN ITALIA

«Doble duelo»

Mientras los Gobiernos ponen sobre la mesa sus planes para las siguientes etapas epidemiológicas, así como para dar respuesta a la debacle económica, las funerarias se preparan para seguir haciendo su trabajo, el de acompañar en un momento tan difícil. Sobre todo para aquellos familiares y amigos que enfrentan ahora un «doble duelo”, como lo explica Óscar Padilla: «dejar al enfermo vivo en el hospital y no volverlo a ver hasta que se lo entregan muerto; y después, no poderlo velar y despedirse de él”.

Las funerarias, defiende Padilla, son la última cara en la cadena que ven las familias y es la que más van a recordar. Por eso, insiste, su apoyo y empatía tienen que ser completos y absolutos. »Ahora más que nunca, mientras no sepamos cuándo podremos volver a abrazarnos», concluyó.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a