22.7 C
Caracas
martes, 17 mayo, 2022

La ayuda del buque hospital estadounidense llegó a 6.000 personas vulnerables en Santa Marta

-

Santa Marta.- Recibir atención en el sistema de salud colombiano es complicado. Pueden pasar meses para obtener una cita médica. Esa fue una de las razones por las que Olga Palmera, firmó el formulario de atención que envió la Secretaría de Salud al barrio Don Jaca, donde reside con sus hijos de 14, 9 y 7 años de edad. En el documento se especificaba que una misión humanitaria arribaría el 18 de agosto a Santa Marta, capital del Departamento de Magdalena.

LEE TAMBIÉN: 
JAMES STORY: «PODRÍAMOS ENVIARA A VENEZUELA EL BUQUE HOSPITAL SI MADURO QUISIERA»


Mientras escuchaba a una banda de cuatro músicos, entre estadounidenses y puertorriqueños, Olga esperaba el turno junto a sus hijos para que un pediatra los evaluara en el campamento dispuesto en el Colegio Inem, el segundo centro instalado en tierra firme por la Armada de Estados Unidos (EE.UU.).

La atención en ese lugar inició el 21 de agosto, pero en el Buque Hospital Usns Comfort y el campamento en el Coliseo Mayor, habían comenzado la labor dos días antes con la selección de los 100 pacientes que requerían una intervención quirúrgica menor.

“Esto significa una gran ayuda porque perdemos mucho tiempo para que nos atiendan en un hospital. Yo pedí una cita en julio y me la dieron para septiembre. No debería ser”, manifestó Olga durante el primer día de jornada.

En los dos campamentos humanitarios instalados en tierra firme podían recibir entre 500 y 600 personas diariamente | Foto: Cortesía Embajada de Estados Unidos

Del otro lado de la sala de espera se encontraban Benita Medina y Efigenia Vargas, dos venezolanas que viajaron desde la ciudad de Coro hace tres meses. A sus 70 años de edad se atrevieron a salir del país en autobús y llegar a la costa colombiana, donde se sienten tranquilas, a diferencia del agobio que vivían en Venezuela.

Llegaron a ese campamento porque un familiar de Efigenia recibió las planillas en la comunidad Independencia, donde residen. Ambas esperaban ser atendidas en las especialidades de oftalmología y traumatología. Al igual que en el buque y en el primer campamento, en este punto había pediatría, salas de rayos X y de nutrición, áreas de terapia física y odontología.

Los pacientes que acudían a los centros de atención salían con el tratamiento por 30 días y el compromiso de que Colombia se los seguirá suministrando | Foto: Cortesía Embajada de Estados Unidos

Aunque la meta era atender en los tres puntos a 5.000 habitantes de la localidad, entre colombianos y venezolanos migrantes, el Buque Hospital Usns Comfort informó el 26 de agosto que en seis días lograron acoger a 6.000 ciudadanos y realizar más de 100 cirugías, entre cataratas, hernia inguinal, vesícula y labio leporino.

Cada historia es importante

Una característica de la misión humanitaria Promesa Duradera, que dirige EE.UU., es que los más de 900 voluntarios atienden sin mirar las nacionalidades ni el estatus migratorio; lo importante es aliviar el padecimiento de quienes están en situación de riesgo. No contabilizan cuántos nacieron en Santa Marta, en Barranquilla o en una ciudad venezolana, pero sí toman en cuenta si se encuentran en una situación de vulnerabilidad.

La sala de Emergencia del Buque Hospital Usns Comfort puede recibir a 50 pacientes | Foto: Sammy Paola Martínez 

Para el urólogo venezolano Ariel Kaufman todas las historias son conmovedoras e importantes. Su misión fue atender desde el buque que tiene capacidad para recibir solo en el área de hospitalización a 1.000 personas, 50 en el área de emergencia y a 80 en cuidados intensivos; cuenta con 12 quirófanos y cuatro salas de radiología y tomografía.

Aunque Kaufman tiene cinco años residenciado en Estados Unidos, frecuentemente viaja a Venezuela y opera. En esta oportunidad le tocó servir a sus compatriotas desde otra frontera y se siente agradecido con EE.UU. y con los profesionales de Costa Rica, México, Canadá y Colombia, que acompañan esta misión que el 25 de agosto partió a las Islas del Caribe, con el objetivo de seguir apoyando “a los países amigos”.

Santa Marta tiene 515.000 habitantes y 24.000 son venezolanos, pero solo 4.700 tienen acceso al sistema de salud colombiano porque pagan el régimen contributivo y poseen el Registro Especial de Permanencia. Según las estimaciones de la Secretaría de Salud del departamento, el buque atendería a 1.200 venezolanos, sin embargo, la cifra no fue confirmada por los encargados de la misión.

El Buque Hospital Usns Comfort es la sexta embarcación más grande del mundo, tiene la capacidad de producir agua y oxígeno sin tocar tierra. En los años 70 pasó de ser un barco petrolero a uno que está preparado para atender a los pobladores de una localidad que haya vivido un desastre natural o una guerra.

El Buque Hospital Usns Comfort de los Estados Unidos puede atender en un día a 1.000 personas | Foto: Sammy Paola Martínez

En junio de este año, salió por séptima ocasión a ayudar a los demás países, entre ellos a Venezuela, a pesar de que no tocó su mar. Antes de llegar a Colombia, donde se encuentra la mayoría de los venezolanos que han emigrado, estuvo en Ecuador, Perú, Costa Rica y Panamá, donde atendieron a 26.000 personas.

En los tres puntos de atención en Santa Marta había salas de radiología y tomografías | Foto: Sammy Paola Martínez 

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a