20 C
Caracas
martes, 26 enero, 2021

Kamala Harris recibe públicamente la vacuna de Moderna contra el COVID-19

La semana pasada Joe Biden recibió el suero de la farmacéutica Pfizer, el primero en recibir autorización de emergencia en EE. UU; días después de que se le administrara el fármaco a Mike Pence, y a los líderes demócrata y republicano del Congreso, Nancy Pelosi y Mitch McConnell

-

La vicepresidenta electa de Estados Unidos, Kamala Harris, recibió este martes, 29 de diciembre, delante de las cámaras de televisión la vacuna contra el COVID-19 en el único hospital público de Washington DC, en un intento de disipar la desconfianza entre la población ante la inmunización: «Se trata de salvar vidas», subrayó.

Harris se puso la vacuna de la empresa biotecnológica Moderna, la segunda que ha obtenido la autorización de emergencia por parte de las autoridades de Estados Unidos, en el United Medical Center, situado en una de las áreas más humildes del sureste de la capital.

Ese centro está en la zona 8 de urbe, con una población predominantemente afroamericana y la más castigada por la pandemia, con el 20% de las muertes por COVID-19 de la ciudad.

Tras ponerse la vacuna, Harris bromeó con que apenas había sentido la inyección, y agregó que su esposo, Doug Emhoff, la recibirá después. «Quiero animar a todo el mundo a ponerse la vacuna, es relativamente indoloro, es realmente rápido, es seguro», dijo la vicepresidenta electa a los periodistas, al tiempo que aseguró que estaba deseando recibir la segunda dosis.

- Advertisement -

LEE TAMBIÉN

Venezuela acuerda con Rusia la compra de 10 millones de vacunas Sputnik V

Subrayó que confía en los científicos, quienes, recordó, han creado y aprobado la vacuna.

Dirigiéndose a los estadounidenses, instó: «cuando sea su turno, póngase la vacuna, se trata de salvar sus vidas, las de los miembros de su familia y las de su comunidad».

En las últimas semanas varios políticos han recibido la vacuna contra el COVID-19 en el país para generar confianza entre el público.

La semana pasada lo hizo el presidente electo Joe Biden, a quien se le administró el suero de la farmacéutica Pfizer, el primero en recibir autorización de emergencia en el país; días después de que lo hicieran el vicepresidente saliente, Mike Pence, y los líderes demócrata y republicano del Congreso, Nancy Pelosi y Mitch McConnell.

La Casa Blanca no ha revelado si Trump, quien contrajo el COVID-19 en octubre y se recuperó tras tomar un cóctel experimental de anticuerpos, recibirá la vacuna.

Estados Unidos supera ya los 19,2 millones de casos confirmados y las 334.600 muertes por COVID-19, de acuerdo con las cifras independiente de la Universidad Johns Hopkins. 

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado