23.4 C
Caracas
martes, 19 enero, 2021

Irán inicia primera fase de su vacuna contra el COVID-19

Los vacunados deben permanecer en el hotel Eram, de Teherán, durante un mes para que revelen los resultados y los posibles efectos secundarios de la vacuna, producida por la compañía farmacéutica Shifa Pharmed

-

Teherán.- Irán inició este martes la primera fase del ensayo clínico de la vacuna contra el COVID-19, de fabricación propia, con su inyección a tres voluntarios, informó el director del grupo responsable, Hamed Hoseiní.

«Se ponen dos inyecciones en los días 0 y 14», dijo Hoseiní y detalló que después de 28 días desde la última inyección, se anunciarán los resultados, informó la televisión estatal.

LEE AMBIÉN

Bélgica evalúa modificar estrategia de vacunación por la cepa británica

La vacuna ha sido producida por la compañía farmacéutica Shifa Pharmed, que es un subconjunto del organismo de la «Ejecución de la Orden del Imán» Jomeiní, un conglomerado que está bajo el control directo del líder supremo iraní.

Los vacunados deben permanecer en el hotel Eram, de Teherán, durante un mes para que revelen los resultados y los posibles efectos secundarios de la vacuna.

El portavoz del citado organismo, Hoyat Nik Malekí, informó de que de las 65.000 personas que se registraron como voluntarios a la prueba en esta primera fase, la inyección se pondrá a un total de 56 personas y el proceso durará varios días hasta que se vacune la última.

La capacidad para la producción de la vacuna, que se ha denominado COV Irán Barkat, es actualmente de un millón quinientas mil dosis al mes, pero puede llegar a los 12 millones de dosis en el mismo tiempo, según informó el jefe del organismo de la Ejecución de la Orden del Imán Jomeiní, Mohamad Mojber, a la agencia local iraní de noticias Isna.

- Advertisement -

Para lograr la confianza pública, los funcionarios del citado organismo fueron los primeros voluntarios en tomar la vacuna, incluido su jefe, Tayebe Mojber.

LEE AMBIÉN

Se cumple un año de los primeros casos de coronavirus en Wuhan

«Fue un mensaje para la nación iraní de que nosotros creemos en lo que vamos a inyectar y nosotros y nuestras familias lo probamos por primera vez», indicó, tras la inyección de Tayebe Mojber, el ministro de Salud De Irán, Saíd Namakí.

Irán, con casi 55.000 muertes por COVID-19, es el país más afectado en el Oriente Medio por la pandemia. Debido a las sanciones financieras impuestas por parte de EE. UU., no se le permite la compra de vacunas.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado