Entre mayo y julio de este año, dos líderes de la disidencia fueron asesinados en territorio venezolano. Uno más, Iván Márquez, quedó malherido, tal vez incapacitado para regresar al frente del batalla. Son las tres últimas bajas de una guerra por el manejo de la economía ilícita que se mudó al lado venezolano. Insight Crime afirma que la exFarc-Mafia está disminuida y el ELN gana terreno

La división de las Farc, que comenzó por presuntas diferencias ideológicas frente al proceso de paz, se convirtió en una guerra entre dos bandos en territorio venezolano, donde asesinaron a líderes de esa organización guerrillera colombiana, que se encuentra disminuida y opacada por el cada día más poderoso Ejército de Liberación Nacional (ELN).

En el informe La guerrilla colombo-venezolana: la migración de la guerra de Colombia hacia Venezuela, la ONG Insight Crime entrega detalles de la historia de las batallas de la dos facciones de exFarc-Mafia, divida en procura del dominio de negocios ilícitos resguardados en el territorio venezolano. 

En el segundo capítulo, titulado Cómo Venezuela se convirtió en el cementerio de la cúpula de las exFarc-Mafia, la organización no solo relata los asesinatos de los líderes guerrilleros, sino que también cómo el Ejército venezolano se puso al lado de una de las facciones y la manera en que el ELN participó en la rencilla de excompañeros de armas. 

Venezuela ya no es territorio seguro

Los asesinatos comenzaron cuando Venezuela se convirtió en terreno de batalla de dos facciones rivales de disidentes de las Farc, cada una de las cuales sostenía que era la verdadera heredera de las Farc y, por lo tanto, intentaba tomar el control de los antiguos territorios, alianzas y economías criminales de las Farc en el país. La rivalidad entre dichas facciones, las muertes de líderes en ambos bandos y la persecución incesante de las fuerzas de seguridad colombianas, han sembrado el caos y la confusión en estas dos redes”, apunta Insight Crime.

Señala el informe que para las disidencias de las Farc, conocidas en conjunto como ex-Farc-Mafia, Venezuela dejó de ser un lugar seguro. “Por el contrario, terminó convirtiéndose en un cementerio de sus comandantes más importantes y punto final de sus sueños de reconstruir la guerrilla de las Farc y de revivir su revolución perdida”.

Aunque en el informe de la ONG el relato se encuentra más detallado, se establece que la primera división de la Farc, en 2016, la dirigieron Iván Mordisco y Gentil Duarte. Ellos hicieron alianzas con otros líderes guerrilleros también contrarios a los acuerdos de paz. Juntos se apoderaron de los tres principales pasos de cocaína a territorio venezolano. 

Insight Crime: guerrilla colombiana regala comida y dinero en comunidades pobres de Venezuela

Iván Márquez y Jesús Santrich, quienes alcanzaron curules en el Congreso colombiano, gracias al acuerdo de paz, también volvieron al monte, tras la detención de Santrich en un operativo antidrogas de la DEA, destaca Insight Crime.

En agosto de 2019, anunciaron la Segunda Marquetalia. Intentaron liderar a toda la disidencia, pero Gentil Duarte e Iván Mordisco se lo impidieron. Entonces no queda otro camino de enfrentarse.

“Nada cambió con el acuerdo de paz, aquí no hay paz. La paz fue para Colombia, pero esa gente simplemente emigró a Venezuela”, decía un residente del municipio de Pedro Camejo, controlado por las ex-Farc en Apure, quien solicitó que se mantuviera su anonimato por temor a represalias, señala el informe. 

Ejército venezolano combate en Apure

“El punto de quiebre ocurrió en 2021, cuando el Ejército venezolano, algunos de cuyos elementos habían trabajado antes con el Frente 10, atacaron por sorpresa a dicha facción. Aunque no se conocen los eventos precisos que llevaron al ataque, numerosas fuentes dijeron a InSight Crime que la lucha en Apure era una guerra subsidiaria, donde el ejército atacó al Frente 10 al menos en parte para eliminar un obstáculo para la Segunda Marquetalia”, indica el informe, que recuerda el retiro de los militares, tras el secuestro de ocho soldados.

Entonces, los acontecimientos se precipitaron, entre detenciones y asesinatos de miembros de un bando y otro. Primero Jesús Santrich. Luego Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, alias “el Paisa”, y Henry Castellanos Garzón, alias «Romaña«. A ellos siguieron alias Arturo, Gentil Duarte e Iván Mordisco. Finalmente, Iván Márquez quedó malherido y se recupera en Caracas. 

En este momento, dicen los investigadores de Insght Crime, queda con vida y tranquilo en Atabapo, Amazonas, Julián Chollo, mientras el ELN se queda con la mejor parte de lo que quedó después de que Venezuela se convirtió en el cementerio de los exFarc-Mafias.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.