La más reciente investigación de InSight Crime pone en relieve las alianzas que estableció el Ejército de Liberación Nacional (ELN) con autoridades y militares venezolanos, así como el control que emplea en las comunidades de Zulia, para garantizar las operaciones de narcotráfico internacional desde ese estado fronterizo

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) se perfila como el actor más importante en el tráfico de drogas en la frontera entre Venezuela y Colombia, gracias al control que tiene sobre la cadena de suministro en Catatumbo y Zulia y las rutas que ha consolidado en el territorio venezolano para despachar cargamentos por tierra, agua y aire hacia el Caribe, Brasil, Guyana, Surinam o incluso directo a Europa, señala el informe «Las guerrillas colombo-venezolanas: la migración de la guerra de Colombia hacia Venezuela» elaborado por InSight Crime, organización dedicada al estudio del crimen organizado.

El cuarto capítulo de la investigación trata sobre las alianzas que estableció el ELN con autoridades y militares venezolanos, así como el control que emplea en las comunidades del estado Zulia para garantizar las operaciones de narcotráfico.

“El control del Catatumbo, en el lado colombiano de la frontera, convirtió el Frente de Guerra Nororiental del ELN en uno de los mayores proveedores de cocaína para los narcotraficantes colombianos que enviaban la droga desde la costa del Caribe, lo cual les ayudó a establecer vínculos con compradores internacionales. Pero el ELN aseguró su lugar en la mesa de los actores transnacionales con su expansión simultánea al estado Zulia, al otro lado de la frontera con Venezuela”, destaca la investigación.

Aunque el ELN se mantuvo al margen del tráfico de drogas en el pasado, la desmovilización de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), en 2017, le allanó el camino en Catatumbo, en el lado colombiano de la frontera. 

Un año más tarde, replegaron al Ejército Popular de Liberación (EPL) para adueñarse de los cultivos, laboratorios y las rutas de narcotráfico de la región. Con su avance simultáneo en Zulia, del lado venezolano, el grupo aseguró su lugar en la mesa de los actores criminales trasnacionales, sostiene el informe.

InSight Crime: guerrilla colombiana regala comida y dinero en comunidades pobres de Venezuela

“La expansión del ELN a lo largo de la frontera colombo-venezolana en los últimos cinco años se extiende mucho más allá de la región del Catatumbo-Zulia, y el ejército insurgente está a punto de controlar un tramo de frontera que recorre miles de kilómetros, desde la costa del Caribe hasta la selva amazónica. Con ello, el ELN se ha posicionado como el guardián de las rutas del narcotráfico utilizadas para mover unas 250 toneladas de cocaína al año”, agrega la ONG.

Control absoluto de cultivos y laboratorios 

Según InSight Crime, el ELN mantiene sus propios sembradíos de coca y brinda protección a los cultivadores independientes con la condición de que vendan la producción solo a ese grupo guerrillero.

Aunque la mayoría de la coca es procesada por los campesinos, reportes citados por la ONG indican que el ELN es dueño de algunos laboratorios y que contrata a colombianos y venezolanos para transformar la hoja en base de coca.

El grupo también posee algunos cristalizadores en donde procesan la base de coca y la convierten en cocaína en polvo. También ofrece protección a otros laboratorios.

Asimismo, se encarga de la logística en el envío de cocaína hacia el Caribe y Centroamérica, “gracias a su control de corredores de droga estratégicos en la frontera y pistas clandestinas en Venezuela”, agrega el informe. 

El acceso a pistas de aterrizaje clandestinas, en donde las aeronaves pueden despegar o aterrizar sin temor a ser interceptadas por las autoridades venezolanas, le permite entregar cargamentos de droga en las manos de los mayores compradores del mundo: los cárteles mexicanos, precisa InSight Crime.

“Durante años se ha reportado que los carteles mexicanos han enviado emisarios a ambos lados de la frontera colombo-venezolana para que sean intermediarios en negocios de cocaína y supervisen la producción. Ahora que el ELN está cada vez más inmerso en la producción y el narcotráfico, la guerrilla se ha convertido en un confiable proveedor e intermediario de cocaína procesada para los mexicanos”, agrega.

El ejército insurgente tiene su principal conexión con el poderoso Cartel de Sinaloa, sugieren fuentes consultadas para la investigación.

ELN en Venezuela: en estos estados tiene presencia la guerrilla, según estudio

Más allá de la rentable operación de narcotráfico entre Catatumbo (Colombia) y Zulia (Venezuela), el ELN se beneficia de los pasos fronterizos clandestinos, conocidos como trochas, entre Táchira y el Norte de Santander, a través del cobro de impuestos para garantizar un «paso seguro» a civiles o incluso narcotraficantes. El mismo control lo ejerce en los cruces fluviales entre Apure y Amazonas.

“En otros lugares, las células de tráfico del ELN desempeñan un papel más directo, haciendo tratos con los traficantes para mover los cargamentos desde las zonas de producción controladas por el ELN en Colombia hasta los puntos de envío en Venezuela”, reseña el informe.

Conversaciones de paz

Los líderes del ELN evalúan la posibilidad de retomar las conversaciones de paz con el Gobierno colombiano tras la llegada de Gustavo Petro a la presidencia. 

Nicolás Maduro anunció, a mediados de septiembre, que Venezuela será garante de las negociaciones y los acuerdos entre las partes. De acuerdo con InSight Crime, los Frentes de Guerra Nororiental y Oriental serán los más difíciles de convencer para unirse al proceso porque se enriquecen y se hacen más poderosos gracias al tráfico de drogas venezolano.

Del 3 al 7 de octubre, El Pitazo publica resúmenes de los cinco capítulos del informe «Las guerrillas colombo-venezolanas: la migración de la guerra de Colombia hacia Venezuela». La investigación de InSight Crime está dispone en el siguiente enlace: https://es.insightcrime.org/investigaciones/guerrillas-colombo-venezolanas-migracion-guerra-colombia-hacia-venezuela/

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.