Gobierno chino investigará la muerte del médico que alertó sobre el coronavirus

La muerte Li Wenliang se ha convertido en el rostro visible de las carencias del Gobierno chino que se encargó de reprenderle por difundir "rumores" cuando alertó sobre la enfermedad en diciembre

80

Luego de la muerte de Li Wenliang, el médico sancionado por haber alertado sobre el coronavirus, el Gobierno de China anunció que comenzará una investigación para indagar sobre el que probablemente sea el caso más paradigmático de la respuesta del régimen ante la epidemia.

La Comisión Central para la Inspección Disciplinaria anunció la decisión de «enviar un equipo a Wuhan para llevar a cabo una investigación sobre los asuntos de los que informan las masas que involucran al doctor Li Wenliang».

Esta situación se genera en medio de criticas al gobierno chino y frente a una oleada de ira ante una crisis que empeora y que ha matado a más de 630 personas.

Li se convierte así en la primera víctima del coronavirus con nombre, apellido y rostro que ha dado la vuelta al mundo de entre las al menos 636 que se han producido en la China continental hasta ahora.

LEE TAMBIÉN

Familiares denuncian ajusticiamiento de hermanos por policías en Falcón

Ahora es un héroe nacional frente a los funcionarios locales acusados de haber ocultado la aparición de la epidemia. «Es un héroe que dio la alarma y lo pagó con su vida», escribe uno de sus colegas de Wuhan en la red en línea Weibo.

«Que todos estos funcionarios que se enriquecen con dinero público mueran bajo la nieve», afirmó un internauta, en un comentario borrado inmediatamente por los censores.

El doctor Li, de solo 34 años de edad, falleció en el hospital central de la ciudad, aislada del mundo desde el 23 de enero al igual que sus 11 millones de habitantes. El oftalmólogo contrajo la enfermedad tratando a un paciente.

Caos en hospitales

Su muerte ilustra la situación caótica de los hospitales de Wuhan, muy saturados. Un alto funcionario provincial reconoció el jueves que el personal médico no daba abasto y carecía de equipos para protegerse del virus.

El médico de Wuhan había alertado a finales de diciembre sobre la aparición del virus en la capital de Hubei. Había sido convocado por la policía, que lo acusó de difundir rumores junto con otras siete personas.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO