Exguerrillero arrestado arriesgó su vida para liberar a Daniel Ortega

A juicio del exguerrillero, la ola de detenciones "son zarpazos desesperados de un régimen que se siente moribundo, que no tiene asidero legal, que no tiene justificación alguna desde el punto de visto institucional-jurídico, como para permanecer en el poder más allá de noviembre de este año, en el que tendrían que realizarse elecciones libres y supervisadas"

271

El exguerrillero sandinista, Hugo Torres, arrestado este domingo por la Policía de Nicaragua bajo la acusación de «traición a la patria», recordó que en 1974 arriesgó su vida para liberar de la cárcel al presidente del país, Daniel Ortega, a quien señaló de encabezar ahora «una nueva dictadura».

«Hace 46 años arriesgué la vida para sacar de la cárcel a Daniel Ortega y a otros compañeros presos políticos«, dijo el general de brigada en retiro y exjefe de inteligencia militar en un video que grabó antes de su arresto.

El 27 de diciembre de 1974, Torres participó en un comando sandinista que asaltó a la residencia de uno de los ministros del dictador Anastasio Somoza Debayle, que permitió la liberación de un grupo de reos políticos, entre ellos Ortega, que llevaba siete años en prisión.

La acción mantuvo como rehenes a importantes miembros del gabinete de Somoza Debayle, que se encontraban en una fiesta en la casa de José María Castillo Quant, ministro de Gobierno, fallecido la noche del ataque.

Un grupo de 13 guerrilleros participaron en el asalto del denominado «Comando Juan José Quezada», incluyendo Torres y otros tres que llegaron a convertirse en jefes de las fuerzas armadas de Nicaragua: Joaquín Cuadra, Javier Carrión y Moisés Omar Halleslevens.

Junto a Ortega fueron liberados el fallecido diputado y secretario de relaciones internacionales de los sandinistas, Jacinto Suárez, así como Lenín Cerna y Manuel Rivas Vallecillo, asesores de Ortega.

«ZARPAZOS DESESPERADOS DE UN RÉGIMEN MORIBUNDO»

A juicio del exguerrillero, la ola de detenciones «son zarpazos desesperados de un régimen que se siente moribundo, que no tiene asidero legal, que no tiene justificación alguna desde el punto de visto institucional-jurídico, como para permanecer en el poder más allá de noviembre de este año, en el que tendrían que realizarse elecciones libres y supervisadas».

«No es un régimen legal, nuestra lucha sí lo es. Nuestra lucha, la del pueblo de Nicaragua por la que ha tenido que pagar grandes sacrificios, sí lo es», apuntó Torres, en alusión a la revuelta popular que estalló hace 38 meses contra el Gobierno de Ortega por unas controvertidas reformas a la seguridad social.

Otras dos de los cuatro arrestados este domingo también grabaron un video antes de su detención.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.