Exembajador español en Venezuela volverá a declarar ante el juez por blanqueo

El magistrado de la Audiencia Nacional Alejandro Abascal los ha citado a declarar en septiembre próximo a petición de la Fiscalía anticorrupción española, investigados por presunto blanqueo de fondos procedentes de la petrolera venezolana PDVSA

47
Raúl Morodo sale de la Audiencia Nacional tras declarar ante el juez Pedraz | Foto: El País

Madrid.- El embajador de España en Venezuela entre 2004 y 2007, Raúl Morodo, su mujer, Cristina Cañeque, y su hijo Alejo y tendrán que comparecer de nuevo ante un juez español debido a nuevos indicios de blanqueo de capitales.

El magistrado de la Audiencia Nacional Alejandro Abascal los ha citado a declarar en septiembre próximo a petición de la Fiscalía anticorrupción española, investigados por presunto blanqueo de fondos procedentes de la petrolera venezolana PDVSA.

Los ha convocado tras detectarse que Morodo y su familia realizaron transferencias desde cuentas bancarias en Suiza a René Arreaza, que fue coordinador general de vicepresidencia en el Gobierno venezolano de Hugo Chávez, ya fallecido.

Según la providencia judicial, a la que tuvo acceso Efe este martes, tendrán que comparecer varios investigados más y 16 testigos.

Entre estos últimos destaca Guillermo Morodo, hermano del diplomático, y Nervis Villalobos, viceministro de Energía en el Gobierno de Chávez.

Tras su detención en España en 2017, Villalobos figura como investigado en la causa sobre el presunto desfalco de la petrolera estatal venezolana PDVSA que instruye otra juez de la Audiencia Nacional española.

La Fiscalía anticorrupción investiga el cobro de 4,5 millones de euros (5,3 millones de dólares) de PDVSA por parte de Alejo Morodo mediante supuestos contratos falsos de asesoría legal suscritos con la petrolera entre 2012 y 2015, cuando su padre ya no era embajador en Venezuela.

El dinero supuestamente se blanqueó después mediante una compleja trama de sociedades creadas por el hijo y otros investigados, entre ellos la mujer de Morodo y dos socios venezolanos.

Uno de ellos, Juan Carlos Márquez, se suicidó en 2019 tras declarar ante el juez, y el otro, Carlos Prada, ha sido llamado también a declarar en septiembre.

Tanto el exembajador español como su familia lo han negado todo y sostienen que el patrimonio a nombre de su mujer procede de una herencia.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.