23.6 C
Caracas
viernes, 25 septiembre, 2020

En Brasil buscan tratar el COVID-19 con aplicación rectal de ozono

El proyecto de investigación fue presentado a finales de marzo, en el inicio de la pandemia, y en julio recibió la homologación del Comité Nacional de Ética en Investigaciones del Ministerio de Salud de Brasil para pasar a la etapa de pruebas con grupos de pacientes específicos

-

Científicos brasileños consideran que el ozono aplicado de forma rectal, venosa o intramuscular, puede complementar el tratamiento de la COVID-19, por lo que un estudio que busca determinar su eficacia se apresta a iniciar las primeras pruebas, anunció este jueves el equipo de investigadores.

«Sin efectividad de tratamientos propuestos para la COVID-19 y viendo que el ozono ha sido eficaz con otras enfermedades, partimos de sus estudios avanzados en Alemania como agente complementario valioso en la actual pandemia», comentó a EFE Arnoldo de Souza, presidente de la Asociación Brasileña de Ozonoterapia (Aboz).

El proyecto de investigación fue presentado por la entidad a finales de marzo, en el inicio de la pandemia, y en julio recibió la homologación del Comité Nacional de Ética en Investigaciones del Ministerio de Salud de Brasil para pasar a la etapa de pruebas con grupos de pacientes específicos.

De Souza, que es cardiólogo y especialista en Medicina Sanitaria, indicó que varios hospitales públicos de ciudades como Cascavel (Paraná, sur), Campina Grande (Paraiba, noreste), Río de Janeiro (sureste) e Itajaí (Santa Catarina, sur) y redes particulares de salud se han ofrecido para comenzar las pruebas con sus pacientes.

Polémica

Justo esta semana, un pronunciamiento del alcalde de Itajaí, Volnei Morastoni, quien es pediatra y tiene especialización en salud pública, levantó una polémica en las redes sociales al anunciar que su ciudad, en el litoral de Santa Catarina, se había postulado oficialmente para formar parte de la nueva fase del estudio.

«Probablemente será una aplicación vía retal, tranquilísima, rapidísima, de dos o tres minutos por día, con un catéter delgado y eso da un resultado excelente», dijo el martes en una transmisión en vivo Morastoni, quien aclaró que solo entrarán en el test personas que dieron positivo a COVID-19 y que estén de acuerdo con la prueba.

LEE TAMBIÉN

Brasil bordea las 100.000 muertes por COVID-19

- Advertisement -

La explicación del alcalde de cómo se realizaría la aplicación rectal del ozono -que es una de la vías para ser suministrado en pacientes, además de la venosa y la intramuscular- provocó una reacción jocosa y hasta peyorativa del asunto en las redes sociales, que se invadieron de memes al respecto.

«Lamentamos que la utilización de una técnica tan seria y respetada en todo el mundo, principalmente en Europa y en países como Alemania, donde surgió, sea objeto de chistes con prejuicio», señaló la Aboz en un comunicado.

La Aboz recordó que Canadá, China, México, Cuba y 23 estados de EE.UU. utilizan la ozonoterapia para el tratamiento de ciertos tipos de enfermedades y, en el caso del precursor Alemania, hasta llega a ser subsidiado por el Gobierno. España e Italia ya tienen estudios similares con uso de ozono para el coronavirus.

En Brasil, la ozonoterapia cuenta con el aval de los consejos federales de odontología, fisioterapia, farmacéutica y enfermería, entidades que instruyen el ejercicio de esas profesiones, mientras que el de medicina la tiene en «fase experimental» y «está siempre vigilante para implementarlo definitivamente», citó de Souza.

Grupos de pruebas

El coordinador del estudio explicó que las primeras pruebas «en un ambiente seguro» deberán comenzar con dos grupos de 71 personas, cada uno, que serán comparados con una proporción igual de pacientes no tratados con ozono, pero que todos recibirán el tratamiento convencional con diferentes medicamentos.

El primer grupo será de pacientes hospitalizados con síntomas leves, no con los que estén en unidades de cuidados intensivos (UCI), a quienes se les suministrará el ozono por vía venosa o intramuscular, y el segundo, con aplicación rectal, reunirá a los de tratamiento ambulatorio con acompañamiento médico en sus casas.

«Es una terapia rápida simple, y barata. No hay intereses comerciales en el ozono y si en un año (plazo para los resultados definitivos) probamos que es efectivo ese ahorro puede servir para enfrentar la falta de inversiones para infraestructura en salud», concluyó el especialista. 

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado