El volcán Taal en Filipinas sigue en erupción mientras Manila recupera la normalidad

43
El volcán Taal expulsa ceniza, este lunes, en Talisay (Filipinas). La erupción ha forzado la evacuación de 7.742 personas en los municipios de alrededor, mientras la ceniza alcanza Manila, a unos 60 kilómetros. El Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas (Phivolcs) subió el domingo de manera escalonada la alerta del nivel 1 al 4, en una escala de 5, después de que se intensificara a lo largo del día la actividad en el cráter de origen freático y se generara una columna de humo de un kilómetro de altura | Foto: EFE

Filipinas.- Las autoridades filipinas mantienen el nivel de alerta 4 por la erupción del volcán Taal, que entró este martes, 14 de enero, en su tercer día con más de 40.700 evacuados en los alrededores, mientras Manila, a 60 kilómetros, recupera la normalidad y mejora la calidad del aire.

El volcán lleva tres días en erupción constante y en las últimas 24 horas ha generado fuentes de lava de 500 metros de altura y columnas de humo de hasta dos kilómetros, según el Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología (Phivolcs).

LEE TAMBIÉN

Acnur pide 477 millones de dólares para ayudar a refugiados en Sudán

El jefe de Phivolcs, Renato Solidum, advirtió hoy de que la erupción no muestra signos de desaceleración a pesar de que la columna de humo y ceniza se haya reducido, ya que persisten los seísmos provocados por el magma que sigue subiendo hacia el cráter.

«Tal actividad sísmica puede conducir a una mayor actividad eruptiva», aclaró Solidum, que recordó que el Taal «es un volcán muy pequeño, pero muy peligroso».

Desde el domingo, cuando el Taal entró en erupción, se han registrado 286 terremotos volcánicos, 125 de ellos perceptibles, con magnitudes que oscilan entre 1,2 y 4,1.

Por ello, Phivolcs mantiene la alerta en el nivel 4, en una escala de 5, lo que implica expulsiones de lava leves, que una erupción peligrosa es inminente y que hay riesgo de tsunami volcánico, ya que el Taal -uno de los volcanes más pequeños del mundo- se inserta dentro de un lago.

Los terremotos han causado grietas y fisuras en quince poblaciones próximas al Taal y tres carreteras en la provincia de Batangas, por lo que se han instalado cortes y controles militares por motivos de seguridad en numerosos accesos.

Los controles también buscan evitar que las personas desplazadas por la erupción volcánica regresen a sus casas para intentar salvar sus pertenencias, ya que todavía persiste el riesgo.

La alerta 4 obliga a la evacuación de todas las poblaciones ubicadas en un radio de 14 kilómetros alrededor del volcán, área que lleva tres días cubierta con un denso manto gris.

Desde el domingo permanecen evacuadas 40.752 personas que vivían en la zona de riesgo, en un radio de 14 kilómetros alrededor del volcán, de las que 38.200 están refugiadas en los 198 centros de evacuación habilitados para la ocasión, según el último recuento del Consejo Nacional de Reducción de Riesgo de Desastres.

La mayoría de las familias que viven alrededor del volcán se dedican a la ganadería y a la pesca en el lago Taal, pero con la erupción han perdido su medio de vida.

La erupción del Taal ha afectado a 2.772 hectáreas de cultivos de arroz, maíz, café, cacao y plátano en la provincia de Batangas, además de matar a 1.967 cabezas de ganado, lo que supone pérdidas de 577 millones de pesos (11,5 millones de dólares), calculó hoy el Departamento de Agricultura.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación 5 / 5. Votos: 1

DÉJANOS TU COMENTARIO