21.5 C
Caracas
sábado, 1 octubre, 2022

Hay pragmatismo en las nuevas relaciones entre Colombia y Venezuela

La llegada de Gustavo Petro a la Presidencia colombiana abre caminos para la reanudación del comercio, además de dar reconocimiento al régimen de Nicolás Maduro. La plataforma de periodismo latinoamericana CONNECTAS analiza –con la pluma de Grisha Vera– el significado del acercamiento de los países vecinos y su impacto en la región

-

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, movió sus fichas la última semana para restablecer las relaciones con el gobierno de Nicolás Maduro y así dar un giro en la política exterior de Colombia. Para algunos analistas la decisión era necesaria porque Venezuela y Colombia tienen diversos temas de seguridad y comercio bilateral.

En 2019 el expresidente Iván Duque propició la ruptura diplomática al cuestionar las elecciones de Venezuela de ese mismo año por fraudulentas, y, en efecto, desconoció la legitimidad de Nicolás Maduro. La decisión, respaldada por otros 50 países, tenía el objetivo de aislar al Gobierno actual para impulsar su salida. Pero la estrategia no funcionó, y mientras Iván Duque ya terminó su período, Maduro hoy tiene más reconocimiento que hace tres años.

Las primeras decisiones de política exterior de Petro lo alinean con la creciente presencia de la izquierda en los gobiernos de América Latina, y ello podría alejar a Colombia de Washington, su histórico aliado.

El director del programa de veeduría de Defensa de la Oficina de Washington para Asuntos Latinoamericanos, Adam Isacson, advierte que existen diferencias importantes en el bloque de izquierda actual en América Latina.

«Esta vez no hay un Hugo Chávez. No hay un presidente muy carismático con muchos recursos que esté empujando a los demás. Ahora los presidentes izquierdistas vienen de muchos sabores. De hecho, Gabriel Boric y Daniel Ortega tienen muy poco en común, pero pueden estar en las mismas reuniones y eso es algo que vamos a ver más y más», indicó el experto.

No obstante lo apuntado, Isacson indicó que esos presidentes también carecen de los recursos que tenía Lula durante el boom de Brasil en los años 2000, y Hugo Chávez durante el boom petrolero de esa misma época. «Van a ser más variados y más pobres. Pero en mayor número que en el pasado», sostuvo.

Isacson considera que por esta circunstancia, aunque Petro reconozca a Maduro, mantendrá sus distancias. No cree que el reconocimiento se convierta en un abrazo fraternal, pues obedece a intereses pragmáticos.

Lea el análisis completo de Connetas aquí

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a