El mayor sindicato argentino pide formalmente la beatificación de Evita Perón

Según confirmaron a Efe fuentes sindicales este jueves, la solicitud formal se realizó al arzobispo de la Arquidiócesis de Buenos Aires, Mario Poli, quien ostenta el cargo que ocupaba Jorge Bergoglio antes de convertirse en el Papa Francisco

242
Foto: Cortesía

La Confederación General del Trabajo (CGT), la mayor agrupación sindical argentina, formalizó ante la Iglesia Católica el pedido de beatificación de Eva Perón, histórica ex primera dama del país durante la primera etapa presidencial de Juan Domingo Perón (1946-1955) hasta su muerte a los 33 años.

Según confirmaron a Efe fuentes sindicales este jueves, la solicitud formal se realizó al arzobispo de la Arquidiócesis de Buenos Aires, Mario Poli, quien ostenta el cargo que ocupaba Jorge Bergoglio antes de convertirse en el Papa Francisco.

En 2019 se cumplen cien años del nacimiento de ‘Evita’ Perón, uno de los personajes históricos más influyentes del país por ser un símbolo de la clase popular e impulsora de la consecución del voto femenino en Argentina.

«Solicitamos que nuestra Iglesia acompañe el sentir popular y la coloque en los altares oficiales para felicidad de nuestros fieles y santos», expresó la central sindical en un documento firmado, entre otros, por el secretario general de la CGT, Héctor Daer.

Juan Domingo Perón y la ex primera dama fueron los líderes fundacionales en los años cuarenta del peronismo, movimiento político todavía muy presente en la Argentina actual y que volverá al Gobierno del país a partir del 10 de diciembre de la mano de Alberto Fernández.

«El renacimiento de la Argentina está cifrado en la recuperación de las fuentes espirituales de la nacionalidad. Y circunstancias nos vuelven a dar esa oportunidad. El pontificado de Francisco puede alumbrar un camino, si estamos dispuestos a andar las huellas que dejaron nuestros mejores hombres y mujeres», manifestaron en el comunicado.

En mayo de este año ya realizaron un pedido al Papa Francisco para que iniciase el proceso de beatificación de Evita, a la que ya consideran «santa del pueblo».

Eva Perón falleció a los 33 años por un cáncer de útero y desde la CGT señalaron que «el enorme desgaste que sufrió su salud con motivo de su entrega por los necesitados fue martiriológico, porque sabiendo ella los riesgos que corría su salud y su vida, se ofrendó por sus humildes».

LEE TAMBIÉN

EN EL NATALICIO 155 DE JOSÉ GREGORIO HERNÁNDEZ SE ESPERA LA APROBACIÓN DEL MILAGRO

En la organización obrera consideraron que ahora, a cien años de su nacimiento, es cuando «su figura y obra han alcanzado el justo valor trascendente que poseen» para el pueblo argentino y «para todos los pueblos del mundo con sed de justicia». 

El encargado de prensa de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), P. Máximo Jurcinovich precisó a la Agencia Informativa Católica Argentina (Aica) que que dicha solicitud es “el procedimiento habitual de un grupo de creyentes que piden al obispo de un lugar determinado que se abra un proceso de beatificación, a partir de que ellos reconocen virtudes heroicas en una persona”.

Explicó que hasta el momento “lo único que ha existido, es una carta que se ha hecho pública y que contiene ese pedido al Arzobispo de Buenos Aires, Cardenal Mario Aurelio Poli”. 

Sin embargo, para lograr la santidad de una persona ante la Iglesia Católica se necesita de años de investigación y comprobación de información, hechos y milagros realizados a través de su intercesión.

El inicio de la causa se da a partir de un lapso de al menos cinco años desde la muerte del candidato y que se inicie en el lugar donde falleció.

Cuando se realiza el primer tribunal revisor de la información presentada, el candidato recibe el nombre de Siervo de Dios. Tras varias etapas de confirmaciones pasa a llamarse Venerable.

Una vez que se compruebe la veracidad de un milagro ocurrido por su intercesión, se procede a la beatificación y el último paso es el reconocimiento de otro milagro que permita la declaración de santidad.

Con información de EFE y Aciprensa

DÉJANOS TU COMENTARIO