Cristina Fernández no acudió al juicio en su contra por actividad del Senado

En el juicio que comenzó el mes de mayo de 2019 se acusa a la expresidenta argentina, Cristina Fernández (2007-2015), por presunta asociación ilícita y fraude en la concesión de obras públicas durante su mandato

279
| Foto: archivo

El juicio que sienta en el banquillo a la expresidenta argentina Cristina Fernández (2007-2015), por presunta asociación ilícita y fraude en la concesión de obras públicas durante su mandato, celebró una nueva sesión este lunes 3 de junio a la que no acudió la actual senadora por tener una reunión en la Cámara Alta.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal n° 2 de Buenos Aires, integrado por los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu, Andrés Basso y Adriana Palliotti, reanudó hoy lunes la vista oral, de la conocida como causa “Vialidad”, cuyas audiencias son cada lunes.

El pasado 24 de mayo, tres días después de iniciarse el juicio, ese juzgado autorizó a la viuda del también exmandatario Néstor Kirchner (2003-2007) —fallecido en 2010— a no ir a las primeras sesiones —en las que se leen las acusaciones— siempre y cuando acredite superposición con funciones de la labor parlamentaria.

Según trascendió, la senadora justificó hoy lunes 3 de junio su ausencia en la necesidad de acudir a una reunión convocada por el presidente de su bloque en la Cámara, el senador Marcelo Fuentes.

En el juicio están además sentados como acusados el exministro de Planificación Federal durante todo el kirchnerismo, Julio Miguel De Vido; el secretario de Obras Públicas en el mismo periodo, José Francisco López, y otros funcionarios como el subsecretario de Coordinación de Obra Pública, Carlos Santiago Kirchner, primo del expresidente.

Pero también el empresario Lázaro Báez.

—En la causa -la primera que llega a juicio de todas en las que está procesada la senadora— se investiga el presunto direccionamiento de la concesión de obra pública en la provincia de Santa Cruz, donde nació Kirchner y desarrolló gran parte de su carrera política, a favor de empresas de Báez, excolaborador y amigo de la pareja y en prisión desde 2016.

Según la acusación, en los 12 años de mandatos de Kirchner y de su esposa se adjudicaron a Báez más de 50 obras, el 80 % del total, muchas de ellas inacabadas, con sobreprecios o innecesarias.

A su vez, en otras causas ya se investiga el posible retorno de esos supuestos millonarios sobreprecios al matrimonio presidencial a través del alquiler de propiedades inmobiliarias de los Kirchner al propio Báez.

Fernández, que el 18 de mayo anunció su candidatura a la Vicepresidencia para las elecciones de octubre próximo, es acusada de liderar junto a su esposo una “matriz de corrupción” en la realización de obras viales con fondos nacionales en Santa Cruz, con el fin de enriquecer ilegítimamente a Lázaro Báez como “antecedente” del propio “enriquecimiento personal” de la familia Kirchner.

Una vez finalicen las sesiones de lectura de las acusaciones, comenzará la etapa de planteo de cuestiones preliminares, a la que seguirán las declaraciones de los imputados, que sí es de concurrencia obligatoria.

Pocas horas antes de iniciarse la primera vista del 21 de mayo, la expresidenta afirmó que este proceso es un “nuevo acto de persecución” con el que se busca montar una “cortina de humo” para “distraer” de la crisis económica del país, y negó los cargos.

Con información de EFE

DÉJANOS TU COMENTARIO