Condenan a dos paramilitares por secuestro y violación de periodista colombiana

La periodista fue interceptada por tres hombres que la torturaron y violaron durante 16 horas, al cabo de lo cual fue abandonada

281
Bedoya fue secuestrada y agredida sexualmente el 25 de mayo de 2000 cuando realizaba una investigación periodística sobre el tráfico de armas al interior de la Cárcel La Modelo de Bogotá. Foto: Cortesía Canal RCN

Bogotá.- La justicia colombiana condenó este martes 7 de mayo a los paramilitares Alejandro Cárdenas, alias “JJ”, y Jesús Emiro Pereira, conocido como “Huevoepisca”, a 30 y 40 años de prisión, respectivamente, por el secuestro, tortura y abuso sexual de la periodista Jineth Bedoya en el año 2000.

“En 19 años de dolor, soledad, revictimización y una lucha sin tregua he escuchado muchas veces que ‘me lo busqué’, ‘lo inventé’ o ‘me gustó’. La violación es el peor crimen que se pueda cometer contra un ser humano y no nos lo buscamos. Hoy damos un gran paso contra la impunidad”, indicó Bedoya al conocer el fallo.

Bedoya fue secuestrada y agredida sexualmente el 25 de mayo de 2000 cuando realizaba una investigación periodística sobre el tráfico de armas al interior de la Cárcel La Modelo de Bogotá, que involucraba a miembros de las ahora desmovilizadas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

La periodista fue interceptada por tres hombres que la subieron a un vehículo en el que la torturaron y violaron durante 16 horas, al cabo de lo cual fue abandonada en las afueras de la ciudad.

El juez quinto especializado de Bogotá consideró que lo ocurrido contra la comunicadora fue un atentado contra la libertad de prensa en Colombia.

En el caso, explicó, “las conductas punibles ejecutadas necesariamente son catalogadas como de lesa humanidad”.


LEE TAMBIÉN: 

BIRMANIA LIBERA A LOS DOS PERIODISTAS DE REUTERS CON UN PERDÓN PRESIDENCIAL

Además, pidió a la Fiscalía investigar la responsabilidad del general de la Policía en retiro José Leonardo Gallego, quien se desempeñaba en el momento de la agresión como director de la Dijin (Dirección de Investigación Criminal).

Durante el juicio, la misma Bedoya insistió en que Gallego sería el autor intelectual de su secuestro, debido a que la investigación que adelantaba también involucraba a funcionarios de la policía.

La Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) emitió este martes un comunicado en el que reconoce esta decisión “como un avance en el esclarecimiento de los hechos”.

Sin embargo, advirtió enfáticamente que “esta sentencia no puede entenderse como la superación de la impunidad en el caso”, ya que “lejos de ser un punto de llegada, la justicia ha tomado casi 19 años en condenar a dos de los autores materiales”.

Con información de EFE

DÉJANOS TU COMENTARIO