22.2 C
Caracas
miércoles, 28 octubre, 2020

CLAVES | Sentencias polémicas en EE. UU. de violencia policial por motivos raciales

De acuerdo con una nota de BBC, si unas 1.000 personas mueren al año en Estados Unidos por disparos de un policía que está en servicio, solo siete son acusados por los delitos de homicidio u homicidio involuntario

-

La violencia policial contra ciudadanos afroamericanos como George Floyd o Breonna Taylor no es nueva en Estados Unidos. Donald Trump ha evitado buscar gestos conciliadores o pedir cambios en la manera en que la policía trata la presunción de inocencia de los negros y en su lugar ha pedido «ley y orden».

Desde 2005, el profesor Philip Stinson, quien dirige el Programa de Justicia Criminal en la Universidad de Bowling Green State, ha contabilizado 110 oficiales acusados de asesinato u homicidio por un tiroteo en servicio. Se trata de una base de datos de policías arrestados, llevados a juicio, absueltos y sentenciados.

LEE TAMBIÉN

Washington estalla en protestas contra el racismo

Según contó a BBC, de la cifra, hasta 2019, solo 35 han sido condenados por un crimen, principalmente por homicidio u homicidio involuntario. En esos 14 años solo tres oficiales han sido condenados por asesinato. 22 fueron absueltos en un juicio por jurado y nueve absueltos en juicio sin jurado.

Otros 10 casos fueron desestimados por un juez y hay más de 20 casos pendientes contra oficiales. Es decir, de acuerdo con el portal de noticias, si unas 1.000 personas mueren al año en Estados Unidos por disparos de un policía que está en servicio, solo siete son acusados por los delitos anteriormente mencionados.

Historiales y falta de respuesta

La organización American Economic Journal, por medio de una investigación realizada a 50.000 quejas de mal comportamiento policial en Chicago, descubrió que los oficiales con un historial de acusaciones eran más propensos a ser demandados por violar los derechos civiles y generar pagos por acuerdos en demandas.

LEE TAMBIÉN

Las protestas por la violencia policial en EE. UU. apuntan ahora a Trump

- Advertisement -

A continuación una serie de casos de oficiales de policías con historial de malas conductas que han sido sancionados, acusados o demandados que han obtenido una escasa respuesta del sistema judicial:

  • Una de las condenas más sonadas rodea la muerte de Walter Scott, afroamericano que en 2015 recibió tres balas en la espalda, al huir de un agente que lo había detenido por tener una luz rota en su vehículo. La justicia le impuso 20 años de prisión federal por asesinato de segundo grado.
  • El oficial de Florida Nouman Raja fue condenado a 25 años de cárcel por el asesinato a tiros del músico negro Corey Jones, en 2015. Fue el primero en enfrentarse a una condena por un asesinato mientras estaba de servicio.
  • Darren Wilson, un policía blanco de Ferguson, que disparó contra Michael Brown, un joven afroamericano, tenía una larga historia de fuerza excesiva, detención y registros ilegales, discriminación racial y prejuicios raciales.
  • El 25 de noviembre el gran jurado de Misuri decidió a última hora no presentar cargos contra Wilson.
  • En 2015, un jurado del estado de Ohio no imputó al policía Timothy Loehmann que disparó y mató a Tamir Rice, de 12 años, en noviembre de 2014.
  • El agente Derek Chauvin, quien aparece en un video durante la detención de George Floyd, fue puesto a disposición de la justicia. La fiscalía lo acusó de asesinato en tercer grado y de homicidio imprudente.

LEE TAMBIÉN

Donald Trump anuncia despliegue del Ejército ante protestas por racismo en EE. UU.

  • En 2006, Chauvin estuvo entre los oficiales que, en solo cuatro segundos, dispararon 43 veces a un camión conducido por un hombre.
  • Tou Thao, uno de los tres oficiales de Minneapolis presentes en la escena cuando Floyd suplicaba por su vida, es mencionado en una demanda de derechos civiles en 2017.
  • El caso de Thao fue resuelto a través de un acuerdo en el que la ciudad pagó 25 000 dólares. La policía y la ciudad declararon no poseer responsabilidad en el incidente.
  • En el caso de los tres oficiales involucrados en la muerte de Breona Taylor habrían sido previamente sancionados por violar las políticas de la institución.
  • Brett Hankison, uno de los policías, es objeto de una demanda. En ella, según informes de prensa, se le acusa de acosar a sospechosos y cargarlos con drogas.

Con información de BBC y The Conversation.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado