CLAVES | Estas son las explosiones sociales registradas en Latinoamérica los últimos dos años

El Pitazo a continuación hace un recuento de las explosiones sociales que se han dado desde 2019 hasta la actualidad y que han afectado a la región

116
Las protestas en Colombia comenzaron el 28 de abril | Foto: EFE

Caracas.- Las protestas registradas desde el 28 de abril en Colombia ha recordado a Latinoamérica que en los últimos dos años al menos cinco países han tenido manifestaciones fuertes que han dejado muertos, heridos, desaparecidos y daños tanto materiales como psicológicos en quienes las han vivido de cerca.

LEE TAMBIÉN

Colombia suma 28.971 nuevos casos y 532 muertes por COVID-19

El Pitazo, a continuación, hace un recuento de las explosiones sociales que se han dado desde 2019 hasta la actualidad y que han afectado a la región:

Bolivia

El 14 de noviembre de 2019, la cifra de fallecidos en los conflictos en Bolivia tras las elecciones del 20 de octubre de ese año subió a 10. Al menos 8 de ellos cayeron por «proyectil de arma de fuego», informó en ese entonces la Fiscalía General del Estado. La información fue confirmada por el director del Instituto de Investigaciones Forenses (Idif), Andrés Flores, según un comunicado del Ministerio Público.

Bolivia estuvo sumida en una crisis desde los comicios generales, con protestas que inicialmente fueron en contra del entonces presidente Evo Morales, por denuncias de fraude durante su reelección. Una auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA) al proceso electoral boliviano detectó serias irregularidades, por lo que recomendó realizar nuevos comicios.

La situación en Bolivia se agravó desde que el 11 de noviembre Morales anunciara su renuncia a la Presidencia, con una ola de saqueos, incendios y otros disturbios en buena parte del país. Las Fuerzas Armadas acordaron apoyar a la policía para frenar el vandalismo desatado, sobre todo en las ciudades de La Paz y El Alto.

Honduras

El 22 de junio de 2019, Honduras amaneció con una relativa calma luego de tres días de manifestaciones violentas en las principales ciudades, que dejaron al menos tres muertos, decenas de detenidos, lesionados y pérdidas económicas por daños a la propiedad privada y pública.

El ambiente en las ciudades del país era normal y en Tegucigalpa, la capital, sectores afines al gobernante Partido Nacional celebraron una marcha «por la paz». Las tomas de carreteras y bulevares con barricadas, con quema de neumáticos y vandalismo en ese momento fueron mayores cuando el país vivió un paro de transportistas de carga que aparcaron centenares de contenedores, cisternas cargadas con combustible y otros camiones con diversos productos en importantes ejes carreteros para exigir conquistas sociales.

También se produjo una sublevación de más de un centenar de funcionarios de la Policía Nacional, de la fuerza especial «Cobras», que exigían conquistas incumplidas por parte de la Secretaría de Seguridad.

Chile

El domingo 18 de octubre de 2020 se cumplió un año del inicio de las protestas en Chile, cuando un grupo de estudiantes salió a las calles a manifestarse en contra del alza de los precios del pasaje del metro.

Ese movimiento generó que el Gobierno de Sebastián Piñera anunciara la realización de un plebiscito el 25 de octubre, en el que los chilenos decidirían si se reemplazaba la Constitución dejada por la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973–1990).

Sin embargo, aún en medio de la pandemia por el COVID-19, la población volvió a salir a las calles a manifestar su descontento en cuanto a las políticas sociales.

Colombia

Hasta el 8 de mayo de 2021, al menos 27 personas habían muerto en Colombia «en el marco de las protestas» que comenzaron el 28 de abril, mientras que hay 359 casos reportados como desapariciones que están en «proceso de verificación y ubicación», informaron este 7 de mayo la Fiscalía y la Defensoría del Pueblo.

En un informe conjunto, los organismos precisaron que del total de homicidios reportados, «11 están ligados directamente a los hechos», 7 están «en verificación» y hay 9 «no relacionados con los hechos».

Mientras el gobierno busca encontrar consensos con distintos sectores políticos, económicos y sociales, las protestas, que comenzaron contra la ya retirada reforma tributaria, continúan ahora contra un intento de reformar la salud, contra la brutalidad policial y la compleja situación de inseguridad que atraviesa el vecino país.

Nicaragua

El 16 de abril de 2019, la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, pidió al gobierno nicaragüense que se abstuviese de utilizar la violencia para reprimir las manifestaciones convocadas en el aniversario de las protestas de 2018, que se conmemoraría el 18 de abril.

«Me preocupa que las protestas convocadas para los próximos días puedan desencadenar otra reacción violenta», destacó Bachelet ene se entonces y reiteró además sus críticas a «la criminalización, el hostigamiento y los ataques en contra de líderes estudiantiles, defensores de derechos humanos, periodistas y otras personas críticas».

Bachelet señaló que en el año 2019 al menos 300 personas murieron en las protestas, 2.000 resultaron heridas y la crisis política y social ha forzado a 62.000 personas a dejar el país, la mayoría refugiándose en la vecina Costa Rica.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.