CLAVES | América Latina: escenario de episodios de extremo uso de la fuerza

Países como Estados Unidos, Brasil, Venezuela, Colombia o Chile, han sido escenario de episodios de extremo uso de la fuerza, dejando tras de sí decenas de víctimas

41
Manifestaciones en Colombia | Foto cortesía: Centro de Documentación (Cedoc)

Los Ángeles/ Sao Paulo/ Bogotá.- La violencia policial en América es una enfermedad que parece insalvable y que ha penetrado en toda la región pese a las llamadas permanentes al control y al respeto por los derechos humanos.

Países como Estados Unidos, Brasil, Venezuela, Colombia o Chile, han sido escenario de episodios de extremo uso de la fuerza, dejando tras de sí decenas de víctimas.

Colombia bajo la lupa

  • Las protestas en Colombia llevan en los últimos años el nombre de Dilan Cruz, Javier Ordóñez y en estos últimos días el de Marcelo Agredo o Santiago Murillo.
  • Muertos todos ellos en el marco de las manifestaciones que debían ser pacíficas o por la acción de la Policía, el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

LEE TAMBIÉN

CLAVES | Estas son las explosiones sociales registradas en Latinoamérica los últimos dos años

  • Las actuales protestas en Colombia, que dejan 27 muertos según la Defensoría o hasta 47, según la ONG Temblores, son la expresión exacerbada del paro nacional de 2019 y una situación social que ha empeorado con la pandemia.

Influencia de Estados Unidos

  • Estados Unidos ha sido en el último año protagonista de la mayor ola de protestas raciales tras la década de los 60 del siglo pasado a raíz de la muerte en mayo de 2020 del afroamericano George Floyd a manos de un agente de policía.
  • El impacto de la cultura de EE.UU. en el resto del continente también llega a través de la militarización de sus cuerpos policiales, normalmente acorazados con armas de alto calibre y equipamiento de guerra, según el abogado de derechos civiles V. James DeSimone, especializado en violencia policial en Los Ángeles.
  • Para DeSimone, uno de los principales problemas en EE.UU. y el continente es la normalización de tácticas defensivas de la Policía que constituyen tortura, como el uso de pistolas de electrochoque, también conocidas como táser, o gases lacrimógenos.

Sangre en Frío

  • Una violenta operación policial realizada el jueves pasado en Río de Janeiro en una favela de la ciudad, dejó un saldo de 27 civiles, que según las autoridades eran supuestos criminales, y un policía muertos.
  • Expertos consultados por EFE en Brasil coincidieron en que el alto índice de letalidad policial no es solo un problema del gigante suramericano sino de varios países de América, debido a factores comunes como los altos índices de violencia, el narcotráfico, la falta de profesionalización de los uniformados, los prejuicios sociales y un sistema de justicia ineficiente.
  • A eso se suma la ola de una política conservadora que promueve la violencia como la solución a los problemas y a una sociedad que normaliza y avala esas prácticas de ‘mano dura’.

Falso oasis chileno

  • Pese a que Chile estaba considerado el «oasis» latinoamericano hasta las protestas de finales de 2019, el descrédito de las fuerzas de seguridad comenzó a gestarse un año antes, cuando el joven Camilo Catrillanca murió de un disparo policial.
  • El Gobierno del presidente Sebastián Piñera tardó un tiempo en reconocer que los abusos no fueron «casos aislados», como apuntaba al inicio de la crisis, y se comprometió a reformar el cuerpo de Carabineros.

LEE TAMBIÉN

Las protestas por la violencia policial en EE. UU. apuntan ahora a Trump

Contra las mujeres en México

  • En plena pandemia del COVID-19, la brutalidad policial reapareció en el país con la muerte del joven Giovanni López a principios de mayo de 2020. Tenía 30 años y fue arrestado supuestamente por no llevar cubrebocas en el estado de Jalisco.

Cientos de casos en Venezuela

  • En Venezuela, los casos de violencia policial en los últimos años se cuentan por cientos y son atribuidos, fundamentalmente, a las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) de la policía.
  • Un caso que sigue vigente es el del asesinato de Óscar Pérez, policía que en las protestas de 2017 decidió posicionarse del lado de los ciudadanos que protestaban contra el Gobierno, llamando a sacar a Maduro del poder.
  • Más reciente -4 de julio de 2019- el adolescente de 16 años Rufo Chacón se quedó ciego al recibir parte de la munición de las armas de dos policías, que pretendían dispersar una protesta para exigir gas doméstico a base de disparos. 
Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.