27.2 C
Caracas
viernes, 4 diciembre, 2020

Brasil se queda de nuevo sin ministro de salud en plena pandemia

Nelson Teich, quien el próximo domingo cumpliría un mes en el cargo, es el segundo ministro de Salud que deja el Gobierno desde que el 26 de febrero fue detectado el primer caso de coronavirus en Brasil

-

Brasilia.- La insistencia del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, en tratar con cloroquina a los pacientes de COVID-19 cansó este viernes al ministro de Salud, Nelson Teich, que renunció con la curva pandémica en ascenso y casi 14.000 muertos en el país.

Teich, quien el próximo domingo cumpliría un mes en el cargo, es el segundo ministro de Salud que deja el Gobierno desde que el 26 de febrero fue detectado el primer caso de coronavirus en Brasil, que ya supera los 200.000 contagios y se consolida como uno de los focos globales de la pandemia y epicentro en América Latina.

«La vida es hecha de elecciones y hoy elegí salir», dijo Teich en un pronunciamiento público tras su renuncia, en el que no terminó de aclarar las razones de su salida.

Sin embargo, en Brasilia es un secreto a gritos que la presión de Bolsonaro por el uso de la cloroquina y sus censuras a las medidas de restricción de la circulación de personas colmaron la paciencia de este oncólogo, que llegó al Gobierno sin experiencia alguna en la gestión pública.

De hecho, aunque Teich no lo precisó, su renuncia ocurrió un día después de que el mandatario anunció que iba a «cambiar el protocolo de la cloroquina», reservada por el Ministerio de Salud para casos críticos, e imponer su uso hasta en pacientes con síntomas leves de COVID-19, a lo que el ministro se resistía.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado