Borrell acusa a EEUU de ir como “un cowboy” en Venezuela y defiende diálogo

El también candidato socialista en las próximas elecciones europeas abogó por dar continuidad al papel del Grupo de Contacto de la Unión Europea en Venezuela, ya que "no está en la misma longitud de onda que la administración norteamericana"

367
''Guaidó está reconocido como presidente interino cuya función es convocar elecciones. Nosotros haremos lo posible para que así sea, siempre tratando de evitar por todos los medios una escalada militar", dijo el ministro de Exteriores de España, Josep Borrell / Foto: Archivo El Pitazo

Caracas.- El ministro español de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, defendió este martes la puesta en marcha de una negociación “pacífica y democrática” en Venezuela que culmine en la convocatoria electoral, y denunció que Estados Unidos (EEUU) actúa como “un cowboy” en la crisis venezolana.

LEE TAMBIÉN: 
BORRELL RECHAZA UNA INTERVENCIÓN MILITAR EXTRAJERA EN VENEZUELA: “ESO NO ES UNA SOLUCIÓN”

En una entrevista en la televisión pública española (TVE), el también candidato socialista en las próximas elecciones europeas abogó por dar continuidad al papel del Grupo de Contacto de la Unión Europea en Venezuela, ya que “no está en la misma longitud de onda que la administración norteamericana”.

Según sus palabras, el presidente Donald Trump y su Gobierno están actuando en el país suramericano como “un ‘cowboy’ que va diciendo ‘mira que desenfundo'”, y en cambio, el Grupo de Contacto de la UE apela a la negociación y a decisiones como la adoptada ayer martes: el envío de una delegación para favorecer dicho diálogo.

“Esto solo puede tener una salida que permita ir a elecciones y rechazamos manifestaciones que bordean intervenciones militares”, añadió el jefe de la diplomacia española.

La larga confrontación vivió un episodio más el día 30 de abril, cuando el presidente de la Asamblea Nacional (AN) y presidente interino del país, Juan Guaidó, liberó junto con un grupo de militares al líder opositor Leopoldo López, que cumplía en su casa una pena de casi catorce años.

Además, Guaidó hizo un llamamiento a militares y a la población a que se sumaran a un movimiento para expulsar del poder al presidente Nicolás Maduro, intento que fracasó y llevó a López a la embajada española, donde está acogido como “huésped” en la residencia del embajador.

Borrell, después de insistir en que Leopoldo López no puede pedir asilo en España porque no está físicamente en el país, aclaró que el reconocimiento de Guaidó por parte española fue “de las pocas cosas que se podían hacer” tras proclamarse éste presidente interino.

No obstante, destacó que pasados los meses, el presidente de la Asamblea Nacional “no ha tomado el control de la administración ni del Ejército” y la diplomacia española no puede “obviar” que quien controla el territorio, la administración y el Ejército es Nicolás Maduro.

El ministro insistió además en que España apelará a la Organización Mundial del Comercio para que resuelva sobre la activación, por parte del Gobierno de EEUU, de algunos aspectos de la Ley Helms-Burton, perjudiciales para las empresas españolas en Cuba, ya que supone un endurecimiento del bloqueo económico norteamericano hacia la isla caribeña.

Borrell denunció de nuevo la “toma de medidas extraterritoriales” por parte de Washington, “que a nuestro juicio suponen un abuso de poder”.

Información de EFE

DÉJANOS TU COMENTARIO