32 C
Caracas
sábado, 17 abril, 2021

Bolivia | Jeanine Áñez pasa la primera noche en una cárcel en La Paz

Áñez fue trasladada bajo un fuerte resguardo policial al Centro de Orientación Femenina de Obrajes, donde permanecerá en detención preventiva por cuatro meses mientras se realiza la investigación por el caso denominado "golpe de Estado"

-

Caracas.- La expresidenta interina de Bolivia, Jeanine Àñez, pasó este lunes su primera noche en una cárcel en La Paz en medio de numerosas manifestaciones en todo el país para que cesen las persecuciones, mientras que desde el oficialismo se anuncian más procesos.

Áñez fue trasladada bajo un fuerte resguardo policial al Centro de Orientación Femenina de Obrajes, donde permanecerá en detención preventiva por cuatro meses mientras se realiza la investigación por el caso denominado «golpe de Estado».

El director general de Régimen Penitenciario en Bolivia, Juan Carlos Limpias, manifestó que la exmandataria transitoria estará «bajo una constante inspección del personal de salud» por 15 días, como estipula el protocolo de las cárceles del país ante la emergencia del COVID-19.

- Advertisement -

«Ningún privado de libertad tiene privilegios en este centro penitenciario», enfatizó Limpias, quien explicó que Áñez será «sorteada» para que se le asigne uno de los 13 dormitorios comunes que hay para las 200 reclusas.

La Justicia boliviana dictaminó el domingo la detención preventiva para Áñez, al igual que para sus exministros Álvaro Coímbra, de Justicia, y Rodrigo Guzmán, de Energía, quienes fueron trasladados al penal de San Pedro en La Paz.

Los tres están acusados de los delitos de «sedición, terrorismo y conspiración» en la crisis de 2019, que derivó en la renuncia de Evo Morales a la presidencia.

Polarización en el país

Desde que se conoció de la aprehensión de la exmandataria interina y dos de los ministros de su gabinete, varios sectores de la oposición y de la sociedad han denunciado lo que consideran un «abuso» y una «arbitrariedad» por parte del sistema de Justicia y del gobierno.

Además, el hecho de que a Áñez se le juzgue como exsenadora y no como expresidenta ha avivado las críticas contra el Estado y ha generado varios cuestionamientos sobre la manera cómo la Fiscalía y los jueces están violentando la Constitución y el derecho que tendría a ser procesada dentro de un juicio especial de responsabilidades, como correspondería a su fuero como exmandataria.

En al menos cuatro de las principales ciudades de Bolivia, miles de personas marcharon en rechazo a las aprehensiones de las exautoridades transitorias y contra la afirmación del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) de que en 2019 se produjo un «golpe de Estado».

La Organización de Estados Americanos pidió la liberación de todos los detenidos en Bolivia, «hasta contar con procesos y mecanismos imparciales para determinar responsabilidades».

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado