Bahamas resiste la tormenta Humberto

meta_valxb

Bahamas reanuda su reconstrucción tras resistir este sábado la tormenta Humberto, que permaneció estacionaria gran parte del día cerca a Gran Ábaco y a Gran Bahama, generando fuertes lluvias y vientos en dos de las zonas más castigadas por el huracán Dorian.

Humberto se aleja ahora lentamente de las islas Bahamas en dirección norte-noroeste con vientos máximos sostenidos de 85 kilómetros por hora. Se espera que para la noche del domingo o la mañana del lunes se haya convertido en huracán lejos de tierra.

En medio de la alerta, varios aeropuertos en Bahamas fueron cerrados este sábado, lo que causó retraso en la entrada de la ayuda humanitaria al archipiélago para los miles de afectados por el paso del devastador Dorian hace dos semanas.

Ante la llegada de la tormenta, la distribución de alimentos en Gran Bahama se redujo, mientras que el Programa Mundial de Alimentos indicó que todos los viajes hacia el Puerto de Marsh en las Gran Ábaco se suspendieron.

El gobierno recomendó a los habitantes del archipiélago volver a los refugios debido a que la ayuda se atrasará; mientras el portavoz de la Agencia Nacional de Manejo de Emergencias, Carl Smith, pidió paciencia, en especial a los habitantes de Gran Ábaco.

Algunos pobladores se quejaron hoy de que no pueden acceder a la ayuda debido a que no tienen cómo llegar a los centros de distribución y, si logran hacerlo, «muchos se abalanzan sobre los suministros».

«Eso es un desastre y no puede ser. Se les acaba la paciencia a algunos. Estén tranquilos que hay para todos, hay que cumplir con la ley», sostuvo Smith.


LEE TAMBIÉN: 


DESCONSUELO E INCERTIDUMBRE MARCAN A SUPERVIVIENTES DE DORIAN EN BAHAMAS

El paso de Humberto coincidió con la visita del secretario general de la ONU, António Guterres, quien dijo estar horrorizado por el nivel de devastación que constató este sábado en las Islas Ábaco tras el paso de Dorian como un huracán categoría 5.

«Acabo de aterrizar en Ábaco en las Bahamas. Estoy horrorizado por el nivel de devastación… Nunca había visto algo similar. El huracán Dorian no fue categoría 5, sino categoría infierno. Es tiempo de despertar y tomar con urgencia la crisis climática», expresó Guterres.

El gobierno de Bahamas estima que unas 10.000 personas en Ábaco necesitan agua, comida y alojamiento temporal; mientras que, según la ONU, 70.000 personas no tienen vivienda o estas están seriamente dañadas en las zonas afectadas por el huracán.

DÉJANOS TU COMENTARIO