Bachelet pide diálogo en Chile entre el gobierno y la sociedad civil

Las manifestaciones en Chile continúan y por ello la expresidenta chilena, Michelle Bachelet, insta al gobierno a que trabaje con todos los sectores de la sociedad para mitigar estos actos violentos que se han suscitado desde el viernes 18 de octubre, en principio por el alza del boleto de metro

124
Policías detienen a manifestantes durante una protesta en contra del incremento del precio en los billetes del metro. Foto: EFE

Ginebra.- La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, pidió hoy 21 de octubre diálogo entre el gobierno de Chile y la sociedad civil para «calmar la situación» después de varios días de violencia y disturbios en los que han muerto al menos 11 personas y 44 resultaron heridas.

«Exhorto al gobierno a que trabaje con todos los sectores de la sociedad hacia soluciones que contribuyan a calmar la situación e intentar abordar los agravios de la población en interés de la nación», destacó la expresidenta chilena en un comunicado.

La alta comisionada añadió que es esencial que todos los actos que han provocado lesiones y muerte, tanto por parte de las autoridades como de los manifestantes, sean sometidos a investigaciones independientes, imparciales y transparentes.

LEE TAMBIÉN

GOBIERNO ELEVA A 11 LA CIFRA DE MUERTOS POR DISTURBIOS EN CHILE

Bachelet urgió a las distintas partes a «evitar la polarización de palabra o de hechos» y dijo sentirse «preocupada y triste de ver la violencia, la destrucción, los muertos y los lesionados en Chile en los últimos cinco días».

Subrayó que tras la violencia desatada, que se ha saldado con la detención de más de 1.900 personas, «el uso de una retórica inflamatoria solo servirá para agravar aún más la situación, y se corre el riesgo de generar miedo en la población».

Asimismo indicó que cualquier aplicación del estado de emergencia debe ser excepcional y en base a la ley y mencionó que se han recibido acusaciones de uso excesivo de la fuerza por parte de algunos miembros de las fuerzas de seguridad y del Ejército, o de que a algunos detenidos se les habría denegado acceso a abogados.

Bachelet urgió «a todos los que están planeando participar en las protestas de hoy y de los próximos días, que lo hagan de forma pacífica» e instó a las autoridades a que se aseguren que el derecho de todas las personas a la libertad de expresión y de manifestación pacífica sean respetados.

Grupos violentos han radicalizado una protesta social que tuvo el alza del precio del metro de Santiago como detonante y que derivó en violentas manifestaciones en diversas ciudades del país, con barricadas, incendios y saqueos.

EFE

DÉJANOS TU COMENTARIO