Ascienden a 94 los muertos en Pakistán por las nevadas

La zona más golpeada por el mal tiempo fue la Cachemira paquistaní, donde una serie de avalanchas causaron la muerte de 73 personas e hirieron a 53 al arrasar varios pueblos el lunes

52
"Severas nevadas y corrimientos de tierra han provocado miseria y muerte en Cachemira", tuiteó el mandatario del país | Foto: EFE

Caracas.- El número de muertos por las nevadas, avalanchas y la lluvia aumentó este miércoles, 15 de enero, a 94 y el de heridos, a 76 a lo largo de Pakistán, con Cachemira como la zona más afectada, una situación descrita por el primer ministro, Imran Khan, como de miseria.

LEE TAMBIÉN

Explosión de bombona de gas en tren de Pakistán deja 73 muertos

La zona más golpeada por el mal tiempo fue la Cachemira paquistaní, donde una serie de avalanchas causaron la muerte de 73 personas e hirieron a 53 al arrasar varios pueblos el lunes, dijo a EFE el director de Operaciones de la Autoridad de Gestión de Desastres de la región, Saeed-Ur-Rehman Qureshi.

«Según las informaciones de familiares, entre 8 y 10 personas continúan desaparecidas y tememos que estén enterradas», afirmó Qureshi. La fuente indicó que las operaciones de rescate continúan con helicópteros del Ejército para proveer de alimentos y tiendas de campaña a los afectados, además de en la búsqueda de desaparecidos.

LEE TAMBIÉN

Explosión en mezquita de Pakistán deja dos muertos y una decena de heridos

El primer ministro, Imran Khan, viajó este miércoles a esa región para supervisar los esfuerzos de rescate. «Severas nevadas y corrimientos de tierra han provocado miseria y muerte en Cachemira», tuiteó el mandatario.

Mientras tanto, en la provincia de Baluchistán (suroeste) el número de muertos ascendió a 21 y el de heridos a 23 por el mal tiempo, informó a EFE el portavoz provincial de cuerpo de rescate, Yunus Mengal. La fuente indicó que en las zonas afectadas el Ejército está distribuyendo comida y tiendas con helicópteros, dado que muchas carreteras se hallan cortadas por la nieve.

Las precipitaciones dejan cada año importantes daños humanos y materiales en países del sur de Asia, especialmente durante el período del monzón, entre junio y septiembre.

Uno de los peores desastres naturales de la historia paquistaní fueron las inundaciones de 2010 tras un monzón extraordinariamente intenso y un deshielo estival también especialmente abundante, que causó unos 2.000 muertos y más de 20 millones de damnificados.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO