Altos cargos en Sudán apoyan a manifestantes que protestan contra el Presidente

De acuerdo con el activista Ali Ibrahim, más de 50.000 manifestantes están concentrados frente a la sede del Ejército en el centro de Jartum, capital de Sudán. Aseguró que no van a dejar el lugar "hasta que renuncie Al Bashir y forme un Gobierno transitorio que lleve al país a una etapa nueva"

274
Los manifestantes sudaneses aseguran que no van a dejar la calle hasta sacar al Presidente. Foto EFE

Jartum. Los manifestantessiguen ejerciendo presión en las calles de la capital sudanesa, después de que el sábado 6 de abril se registraran las mayores protestas desde el pasado diciembre, mientras que un organismo integrado por los más altos cargos militares y de seguridad pidió que se escuchen sus demandas.

Grupos de manifestantes han permanecido concentrados en los alrededores de la sede de la comandancia del Ejército sudanés en el centro de Jartum, donde pidieron el apoyo de los militares frente al presidente Omar al Bashir, que asumió el poder en un golpe de Estado en 1989.


LEE TAMBIÉN: 

MADURO TOMARÁ VÍAS JURÍDICAS ANTE SANCIONES DE EEUU A INDUSTRIA PETROLERA

El grupo que aglutina a los partidos políticos y sindicatos opositores y lidera las protestas, Fuerzas de la Libertad y el Cambio, insistió sobre su intención de permanecer en las calles, con sentadas y acampadas durante todo el día, hasta que Al Bashir dimita.

Esa es la principal reivindicación de los manifestantes y la oposición, que piden la formación de un Gobierno transitorio que sustituya al mandatario, al que responsabilizan de la grave crisis económica que vive Sudán y que está en el origen de las protestas, que estallaron el 19 de diciembre de 2018.

Disparan al aire

Soldados del Ejército de Sudán dispararon este lunes 7 de abril al aire para evitar que las fuerzas de seguridad del Estado dispersaran una manifestación frente al cuartel general de las Fuerzas Armadas, informaron a EFEe testigos.

La intervención militar provocó la retirada de las fuerzas de seguridad que trataban de dispersar a los manifestantes, que llevan dos días instalados frente a la sede del Ejército.

“Las unidades militares protegieron a los que participaban en la sentada, después de la intervención de las fuerzas de seguridad para dispersar la protesta por la fuerza”, dijo a EFE el activista Ali Ibrahim, miembro de la Asociación de Profesionales de Sudán, un sindicato opositor que está al frente de las manifestaciones, que estaba en el lugar de los hechos.

Según Ibrahim, más de 50.000 manifestantes están concentrados frente a la sede del Ejército.

El activista aseguró que no van a dejar el lugar “hasta que renuncie Al Bashir y forme un Gobierno transitorio que lleve al país a una etapa nueva”.

EFE

DÉJANOS TU COMENTARIO