24.5 C
Caracas
lunes, 8 marzo, 2021

Alex Saab asegura que no hubo orden de Interpol ni EE. UU. para arrestarlo

"Me sentí honrado y agradecido por ser nombrado enviado especial del Gobierno de Venezuela, en abril de 2018, para seguir colaborando en el abastecimiento y suministro de alimentos básicos y medicamentos", dijo

-

Caracas.- Alex Saab, presunto testaferro de Nicolás Maduro, aseguró este jueves 4 de febrero que nunca existió una alerta roja de interpol ni mucho menos una orden de arresto en su contra por parte de EE. UU. para terminar en una cárcel de Cabo Verde, específicamente en Isla de Sal.

«Me detuvieron sobre la base de una notificación roja de Interpol que no existía. Tampoco había una orden de detención ni de EE. UU. ni de Cabo Verde», comentó Saab durante una primera entrevista que concedió a Rusia Today (RT) luego de aprobarse y concretarse su arresto domiciliario.

Desde su lugar de confinamiento, Saab denunció en conversación con el medio ruso RT las condiciones de «presión psicológica» y los impedimentos que ha tenido para reunirse con sus médicos, abogados y familiares, a pesar de haber salido de la prisión.

- Advertisement -

LEE TAMBIÉN

CLAVES | CORTE SUPREMA DE CABO VERDE DESMIENTE DEMORA JUDICIAL PARA EXTRADICIÓN DE ALEX SAAB

«¿Considera que es objeto de un ataque con fines políticos? ¿Por qué?», preguntó RT a Saab, a lo cual este respondió: «Por supuesto; no soy el verdadero objetivo. El objetivo de la extralimitación judicial por motivos políticos de EE. UU., y de algunos de sus compinches regionales, es debilitar al presidente Maduro y a su gobierno, intentando utilizarme para extraer información para usar en su contra».

Especificó que es un «mero instrumento» para atacar el mandato del gobernante Maduro. «Espero que el presidente Biden sea capaz de enmendar lo que el régimen de Trump destrozó, sobre todo si quiere demostrar que su forma de hacer política es diferente y que realmente respeta la separación de poderes y el Estado de derecho», expresó.

«Sus abogados han dicho que el proceso contra usted está lleno de irregularidades. ¿Cuáles son las principales?», consulta el medio ruso al colombiano.

A esta pregunta, Alex Saab reiteró que fue detenido ilegalmente, el 12 de junio de 2020. «Me dirigía a Teherán y solamente aterricé en Cabo Verde con el fin de realizar una parada técnica para repostar gasolina. Evidentemente, me esperaban y me detuvieron sobre la base de una notificación roja de Interpol que no existía. Tampoco había una orden de detención ni de EE. UU. ni de Cabo Verde. La notificación roja se hizo a la medida, a petición de EE. UU., y solo se presentó después de mi detención, al día siguiente, el 13 de junio. Interpol decidió anularla cuatro días después, por la ilegalidad que mis abogados demostraron de inmediato», contó sobre el procedimiento aplicado en su arresto.

Aseveró que el Gobierno de Cabo Verde, a petición de EE. UU., optó por involucrarse «deliberada y calculadamente» en un proceso judicial con motivaciones políticas.

«Estuve detenido sin orden de Interpol ni de EE. UU., unos 25 días, hasta que Washington envió por vía diplomática la solicitud de detención. Llevaba conmigo documentos que irrefutablemente demostraban mi condición de enviado especial y la naturaleza de mi misión. Además, tanto Venezuela como Irán enviaron cartas de protesta por mi detención y recalcaron mi inmunidad diplomática, inmediatamente después de que se enteraron de mi detención ilegal», denunció.

Por otro lado, dice que está siendo sometido a tortura física y psicológica antes y durante su detención domiciliaria.

«Para ser franco, Cabo Verde me concedió el arresto domiciliario para evitar cínicamente cualquier debate sobre su desacato al Tribunal: un arresto domiciliario fuera de la ley, en el cual no me permiten tener acceso a mis médicos ni a mi equipo de abogados. No me permiten la comunicación libre, escribir cartas, usar celular, recibir visitas de familiares, nada. Es igual que la prisión o peor, una farsa completa. Estoy en una casa rodeado por más de 50 oficiales armados del Ejército y de la Policía; controlan hasta mi comida», manifestó Saab al medio ruso.

Indicó que incluso lo vigilan drones, que no puede salir sin que lo graben desde el cielo. «Hay hombres armados en el patio. ¿Qué clase de detención domiciliaria es esta?», subrayó.

Concluyó diciendo que no pierde su esperanza de que todo se resuelva y asegura que su equipo jurídico ha creado una defensa «muy sólida».

Cambiando de tema, con respecto a la relación cercana entre Alex Saab y el Estado venezolano, el acusado de corrupción y lavado aseveró a RT que no es diferente a la de otras personas que han sido llamadas para ayudar a paliar la crisis de Venezuela.

«Me sentí honrado y agradecido por ser nombrado enviado especial del Gobierno de Venezuela, en abril de 2018, para seguir colaborando en el abastecimiento y suministro de alimentos básicos y medicamentos», dijo, a pesar de las denuncias en su contra por la corrupción en sus negocios a través de los Clap.

Reveló que fue el gobierno de Maduro el que le concedió su primer contrato para convertirse junto con sus socios en proveedores del programa Clap, en 2015. «Al contrario de las acusaciones infundadas de algunos medios de comunicación, aunque no soy el único proveedor del programa, genero actualmente unos 100.000 empleos en Venezuela en diferentes sectores», señaló.

LEE TAMBIÉN

CLAVES | LO QUE SEABEMOS DE ALEX SAAB Y SU DETENCIÓN EN CABO VERDE

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado