Alcalde de Quito suspende clases para evitar expansión del coronavirus

El alcalde de Quito, Ecuador, Jorge Yunda decretó medidas para frenar la expansión y el contagio del Covid-19 y suspendió clases temporalmente en todos los colegios y centros de enseñanza superior

67
La Alcaldía de Quito suspendió las clases en todo el distrito metropolitano | Foto: EFE/cedida por la Alcaldía de Quito, Ecuador

Quito.- La Alcaldía de Quito suspendió este jueves, 12 de marzo, las clases en todo el distrito metropolitano, que acoge a casi tres millones de población, como medida preventiva frente a una posible propagación del coronavirus.

Así lo informó en rueda de prensa el alcalde Jorge Yunda, al dar a conocer que se sumaba al plan de emergencia nacional decretado la noche del miércoles por el presidente Lenín Moreno, y tras asegurar que lo hace para evitar los errores cometidos «por Italia, un país del primer mundo que no tomó medidas a tiempo».

Moreno declaró el miércoles el estado de emergencia sanitaria en Ecuador, donde se registran hasta el momento 17 casos, dos de ellos graves.

LEE TAMBIÉN

¿CÓMO VIVIR CON UNA PERSONA CONTAGIADA DE CORONAVIRUS?

«Siendo Quito la ciudad más grande de Ecuador, su capital con casi tres millones de habitantes, y por donde ingresa casi el 60% de los vuelos y de los pasajeros de diferentes países, hemos tomado conjuntamente con la Secretaría de Salud medidas que buscan exclusivamente frenar la expansión y el contagio de este virus», afirmó el alcalde este jueves.

Yunda recordó que en la ciudad no se ha registrado ningún caso de contagio y por ello buscan prevenir la difusión de este virus, que es una enfermedad nueva que está enfrentando el mundo.

La medida, que afectará desde esta misma tarde a todos los colegios y centros de enseñanza superior, se suma a otras destinadas a evitar la concentración de personas, e incluye asimismo un llamado a la Iglesia a transmitir sus misas por internet.

Médico de profesión, Yunda se acogió a la declaración de Moreno y a la de la Organización Mundial de la Salud, que indicó que el virus es ya una pandemia, para introducir medidas de excepción que permitan a los organismos municipales actuar para afrontar cualquier emergencia.

También se suspendieron todos los actos con más de mil personas o aquellos que sean innecesarios. «Nosotros no tenemos las infraestructuras del primer mundo y es responsabilidad del alcalde tomar todas las medidas necesarias para que nuestro sistema de salud no colapse», apuntó el alcalde, en referencia al caso de Italia.

LEE TAMBIÉN

CASOS DE CONTAGIO POR CORONAVIRUS DISMINUYEN EN ITALIA

El municipio también ha instruido que el teletrabajo se aplique donde sea posible, y dispuso que unos 2.000 funcionarios laboren desde su casa. Igualmente ha ordenado desinfectar miles de autobuses del transporte que prestan servicio a la ciudad y emitió otras recomendaciones sanitarias a la población para minimizar el riesgo de contagio.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró hoy que la pandemia de COVID-19, que se acerca a los 125.000 casos, es todavía «controlable», pero puede volverse un problema mucho más grave que el actual si los gobiernos no toman en serio su amenaza.

EFE

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO