26.6 C
Caracas
sábado, 22 junio, 2024

Una aventura emocionante y peligrosa: las imágenes del Titán que compartió un youtuber mexicano

Un yotuber mexicano hizo el viaje al fondo del océano Atlántico a bordo del submarino Titán de OceanGate en el año 2022. El mismo sumergible desaparecio el pasado domingo durante una expedición. Las primeras investigaciones apuntan a que implosionó debido a la alta presión

-

Caracas.- El youtuber Alan Estrada se convirtió en el primer mexicano en bajar y ver de cerca los restos del Titanic, que permanecen hundidos desde 1912 en las aguas heladas del Atlántico norte.

Su historia y las imágenes que logró captar el año pasado, cuando abordó el sumergible Titán de la empresa OceanGate,  vuelven a cobrar relevancia luego de que una expedición, igual a la que él hizo con éxito, terminara de manera trágica.

Pasajeros del Titán: ¿quiénes están a bordo del submarino desaparecido?

Este jueves, 22 de junio, la Guardia Costera de Estados Unidos confirmó que encontró los restos del submarino. Con el hallazgo, se terminan las esperanzas de encontrar con vida a las cinco personas que se aventuraron en este viaje.

La misión duraría 10 horas y tenía como propósito bajar a ver los restos del barco, que se encuentran a 3.800 metros de profundidad, pero los tripulantes y pasajeros no tuvieron la misma suerte de Alan y se cree que una implosión terminó con la travesía.

¿Cómo era la expedición del Titanic de OceanGate?

El canal de YouTube de Alan Estrada es una ventana abierta al mundo. El hombre, de 42 años, es un apasionado de los viajes y cuenta con más de tres millones de seguidores y 934 videos en los que muestra parte de su vida y su pasión por conocer lugares.

Una de las entregas que tiene más reproducciones es la que muestra cómo fue la expedición que hizo al fondo del océano para ver los restos del Titanic.

Durante el recorrido, Alan contó todos los detalles de la inmersión que estuvo a cargo de la empresa especializada OceanGate y las medidas de seguridad que se toman antes y durante el descenso del submarino.

Aseguró que el mismo día del viaje, desde muy temprano, un equipo especializado comienza revisar de manera minuciosa que no existan fallas en ninguno de los sistemas.

Titán, que tenía el diseño de un cilindro de 670 centímetros de largo, contaba con espacio suficiente para cinco personas: un piloto, copiloto y tres pasajeros, que pueden llevar una mochila pequeña con agua, un sandwich y una cámara.

En 2022, el mexicano Alan Estrada se sumergió en el océano Atlántico y vio de cerca los restos del Titanic desde el interior del sumergible Titán de Ocean Gate, el mismo sumergible que implosionó en su última expedición en junio de 2023 | Foto: Captura de video YouTube

No tenía asientos y los pasajeros deben permanecer sentados o acostados durante todo el descenso. Solo contaba con una ventanilla hacia el exterior por donde se puede visualizar el Titanic.

«Sabía que esto es una expedición increíblemente riesgosa, sabía que no estábamos yendo a un parque de diversiones», relata sobre la aventura que le costó 150.000 dólares.

En 2022 Titán también presentó una falla

En la bitácora que Alan Estrada publicó en su canal (@alanxelmundo) también se puede ver el momento de tensión que vivieron los pasajeros cuando, después de descender los mil metros de profundidad, la tripulación perdió contacto con el exterior.

Parte de los restos d euna grúa que ayudaba a descender las embarcaciones de emergencia del Titanic. También se observan algunas placas conmemorativas dejadas por otras expediciones | Foto: Captura de pantalla

«Podíamos esperar una hora y, si en ese tiempo no se retomaba el contacto, debíamos abortar la expedición», relató en ese momento. Sin embargo, la conexión con el exterior volvió y pudieron continuar hasta llegar al fondo del océano.

La proa del Titanic captada desde el interior del Titán en el año 2022 | Foto: Captura de video

Alan Estrada logró visualizar la estructura real del Titanic o lo que todavía permanece a 110 años del naufragio. Los restos están esparcidos en una área que comprende 200 campos de fútbol, por lo que la visualización es bastante compleja, teniendo en cuenta la poca luz que hay a más de 3.000 metros de profundidad.

«Cada etapa es crítica, estamos a metros de encontrar el naufragio pero hallarlo es realmente difícil y puede tomar varias horas. Se ven restos de cerámicas, platos, lámparas y carbón con el que que se encendían los motores del barco», relata.

Alan pudo ver la ventana de los cuarteles oficiales, el puente de mando y una grúa que aún conserva su posición final después de bajar uno de los botes salvavidas, el compartimiento de cargas, la torre desde donde se visibilizó el iceberg con el que chocó el barco y varias placas conmemorativas de otras expediciones.

Definió su experiencia dentro del Titán como «nadar a ciegas. Sabía el riesgo que corría, incluso el de perder la vida».

El Titanic se hundió en abril de 1912, con más de dos mil personas a bordo, se estima que 1.500 murieron. Desde entonces, el suceso ha sido contado en el cine y en decenas de documentales que buscan recrear lo sucedido con uno de los barcos más grandes de la historia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR


Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a