21.7 C
Caracas
domingo, 9 agosto, 2020

3 de cada 10 casos de hepatitis están asociados a obesidad y diabetes

En el marco del Día Mundial de la Hepatitis, que se conmemora cada 28 de julio, la oncóloga María Ortega indicó que esta enfermedad es una amenaza para pacientes con obesidad y diabetes

-

Aproximadamente 3 de cada 10 casos de hepatitis B y C que se presentan en el mundo están asociados a obesidad, diabetes y otras enfermedades crónicas que dañan al hígado, lo que puede derivar en cáncer, alertó una especialista.

En el marco del Día Mundial de la Hepatitis, que se conmemora cada 28 de julio, la oncóloga María del Mar García Ortega enfatizó que la hepatitis es una enfermedad que generalmente se relaciona con el virus que causa la enfermedad o con el alcohol.

«Sin embargo, la diabetes, el sobrepeso, las enfermedades del corazón y el hígado graso pueden derivar no solo en hepatitis, sino en cáncer de hígado», aseveró la experta.

La hepatitis, explicó la especialista, es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación del hígado y tiene varias variantes: A, B, C, D y E.

- Advertisement -

LEE TAMBIÉN

VECINOS DENUNCIAN BROTE DE HEPATITIS POR COLAPSO DE CLOACAS EN ACARIGUA

Destacó que la hepatitis C es una de las más peligrosas, ya que no causa síntomas y puede estar en el cuerpo de una persona hasta dos o tres décadas sin que ésta la detecte y, debido al diagnóstico tardío, es causante del 25% de los casos de cirrosis y cáncer de hígado.

«Los pacientes se dan cuenta cuando ya han desarrollado insuficiencia hepática, y es cuando presentan síntomas», lamentó.

Señaló que es urgente que la población haga conciencia sobre la importancia de llevar una vida sana y controlar su peso, además de que si ya se vive con una enfermedad crónica, se mantenga bajo control para evitar complicaciones.

Además, pidió a la población evitar situaciones de riesgo —como relaciones sexuales sin protección—, evitar compartir agujas y evitar el consumo de alcohol, porque «todo eso pone en riesgo a su hígado».

Finalmente, urgió a contar con programas de detección oportuna y tener identificados a los pacientes que son población en riesgo.

»Hay que hacer pruebas de detección y que se garantice el acceso a terapias a los pacientes que no tienen seguridad social, ya que los tratamientos son muy caros», dijo.

La OMS estima que unos 500 millones de personas padecen la infección por el virus de la hepatitis B o C de forma crónica.

¿Qué tan útil fue esta publicación?