25.3 C
Caracas
sábado, 6 marzo, 2021

Waraos apelan a costumbres ancestrales para superar síntomas asociados al COVID-19

Lilia González, una indígena warao, dijo a El Pitazo: "en mi desespero opté por juntar orina caliente en el pecho de mi hermano, lo arropé con orina todo el pecho y la espalda como lo hacían nuestros padres porque mi hermano se estaba muriendo”

-

Tucupita.- Los indígenas warao, Camilo Medina y Lilia González, narraron este 21 de septiembre, que utilizaron la «medicina ancestral» para la terapia de síntomas asociadas al COVID-19 de un familiar. 

En sus relatos aseguraron que un pariente, de nombre Fernando González, fue víctima de la pandemia con síntomas agudos de tos secas, fiebre alta, pérdida del olfato y pérdida del apetito, acompañados con dolores en el pecho y dificultad respiratorias. No especificaron si fue realizada una prueba de Diagnóstico Rápido (PDR) o Reacción en Cadena de Polimerasa (PCR), para descartar coronavirus.

“Es una enfermedad muy grave, primero afecta la tos seca, dolores musculares, fiebre y finalmente le ataca como una especie de neumonía aguda con dificultad para respirar” aseguró Camilo Medina, sobre los síntomas que sufrió Fernando González. Él cree que la pandemia del nuevo coronavirus es una maldición enviada al mundo para acabar con las personas.

LEE TAMBIÉN

Dieron de alta a todos los pacientes con COVID-19 en la Gran Sabana

De igual forma, Lilia González, hermana de Fernando ratificó la versión de Camilo Medina al señalar que su hermano estuvo a un paso de la muerte y se vieron en la necesidad de utilizar todos sus conocimientos y habilidades y conocimientos ancestrales. Aseguró que utilizó hasta la orina de una persona para tratar a su hermano. 

“En mi desespero opté por juntar orina caliente en el pecho de mi hermano, lo arropé todo el pecho y la espalda como lo hacían nuestros padres porque mi hermano se estaba muriendo”. Precisó que combinaban la terapia con plantas medicinales, hojas de «atamel», malojillo, «chinchamochina» y otros tipos de hierbas medicinales. Además, afirmó que su hermano está a salvo y con salud desde hace dos semanas; atribuyó la recuperación al uso de la medicina natural que aplicaron en casa. 

- Advertisement -

Respecto a las afecciones con los síntomas asociados al COVID-19, la gobernadora del estado Delta Amacuro, Lizeta Hernández, ratificó en su programa de radio, difundido el pasado 19 de septiembre que la entidad supera los 60 muertos por síntomas asociadas al coronavirus, pero detalló que no están confirmados con pruebas PCR: “no es una gripe cualquiera, es el peligroso virus” confirmó Hernández.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.
Tu indignación es necesaria
Hazte Aliado