Viajes en autobús desde Caracas a Santa Elena se retrasan constantemente

Usuarios de Aeroexpresos Ejecutivos permanecieron 32 horas en carretera a merced del hampa, con hambre y sin lugar donde ir al baño

161
También resulta una pesadilla para quienes emprenden este viaje por Expresos Guayana | Foto: Glorimar Fernández

Una verdadera odisea atraviesan pasajeros que deciden viajar desde Caracas a Santa Elena de Uairén, ruta que se ha vuelto popular en el último año debido a que es usada por emigrantes para ingresar a Brasil, siendo la entrada a otras naciones que se vieron obligados a escoger para vivir.

Un equipo de El Pitazo que emprendió la travesía recientemente recogió testimonios de pasajeros y además constató que transcurrieron 32 horas de trayecto en vista de que la unidad estuvo accidentada una hora en Barcelona y en Puerto La Cruz, otras dos más en El Tigre a causa de la explosión de uno de los cauchos, otro par de horas en Ciudad Bolívar tras el choque de un colectivo contra una gandola.

El recorrido de viajeros que el pasado miércoles escogieron Aeroexpresos Ejecutivos con sede en Chacao, al lado del antiguo restaurante Rucio Moro, inició a las 8:30 am, con más de una hora de restraso, a pesar de que se les exigió estar en el terminal a las 6:30 para partir puntual. El pasaje costó 1.020.000 bolívares o su equivalente, 16 dólares.

Ofrecieron el servicio con baño y prometieron a viajeros que debían cruzar la frontera con Brasil que por 80$ serían llevados con puntualidad a Boa Vista, desde dónde la mayoría continuaría hacia otras naciones.

LEE TAMBIÉN

LA GASOLINA EN SANTA ELENA LA RECIONAN EN 15 LITROS POR CARRO

Al ingresar al autobús, uno modelo Yutong, los chóferes informaron que el sanitario estaba dañado y que era terminantemente prohibido hacer algún tipo de necesidad en él. Esa fue la primera queja de usuarios que en su desesperación, tuvieron que correr a la cabina de los chóferes a pedir que se detuvieran para hacer sus necesidades en el monte, mientras que a los niños los obligaban a orinar en potes plásticos que sus padres iban recolectando adentro.

Además, la hora de llegada a Santa Elena estuvo pautada para el mediodía del jueves, pero se retrasó más de seis horas. Hasta Boa Vista fueron tres horas después de lo estipulado. Tuvieron que cambiarlos de unidad para cruzar la frontera, situación que no estaba en los planes de los pasajeros. Algunos se las tuvieron que arreglar para hacer gastos extras de comida y estadía.

En plena vía, pasajeros denunciaron que las dos puertas se abrieron solas. Advirtieron que si hubiese ido alguien recostado podría haber muerto. Al reclamar a uno de los conductores, el equipo de El Pitazo estuvo presente cuando este respondió: «tengan cuidado, porque hace poco le di la cola a una muchacha que iba a Santa Elena, se abrió la puerta, cayó y pegó la cabeza, entonces convulsionó. Menos mal estaba el esposo esperándola en el Terminal. No sé qué fue de ella».

LEE TAMBIÉN

15% DE LOS NEGOCIOS EN SANTA ELENA DE UAIRÉN NO ABRIRÁN ESTE 2020

Durante el desperfecto en Barcelona, los pasajeros vivieron 60 minutos de zozobra debido a que se trataba de una de las vías más peligrosas, en las que arrojan «miguelitos» y lanzan piedras a los parabrisas para robar los expresos. Los pasajeros rezaban mientras los chóferes hacían de mecánicos.

Luego, a partir de Tumeremo, comenzaron a subir pasajeros que iban en medio del pasillo, muchos de ellos tirados en el piso, casi todos mineros que viajaron a duras penas e incomodando a los que iban sentados hasta llegar al pueblo fronterizo.

Esta realidad no escapa a otras líneas de transporte como Expresos Guayana, que parten desde el Terminal de Oriente, cuyas unidades han pasado hasta tres días en carretera por fallas mecánicas.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO