Usuarios denuncian deterioro de la morgue del hospital de Puerto Ayacucho

La morgue del único hospital de la capital amazonense permanece deteriorada, con la cava dañada desde hace un año. Usuarios aseguran que podría desatarse una epidemia a raíz de la contaminación que genera la putrefacción de cadáveres

157
En medio de las moscas, las ratas y la basura almacenan cadáveres en la morgue del único hospital de Puerto Ayacucho, que tiene la cava dañada desde hace un año. Foto: Mickey Véliz

Puerto Ayacucho.- Pacientes y familiares que visitan a diario por uno u otro motivo el Hospital José Gregorio Hernández, denuncian las malas condiciones en la que se encuentra la morgue de este centro de salud. Aseguran que las estructuras están en completo deterioro y los olores que emanan son desagradables por la putrefacción de cadáveres, en vista de que la cava está dañada desde hace un año.

De acuerdo con lo señalado por Lucymar del Valle Hernández, familiar de un paciente fallecido, las autoridades de salud no le han prestado atención a diversas denuncias públicas que se han hecho a través de los distintos medios de comunicación sobre este problema. Comentó que las moscas y las ratas se pasean entre los cadáveres que son almacenados, porque este pequeño espacio tampoco posee aire acondicionado.

“La morgue del hospital es una vergüenza, no sirve. Es una lástima lo que nos toca pasar cuando perdemos a un familiar. Tenemos que sacar el cuerpo lo más rápido posible para que no se descomponga en vista de que la cava no funciona desde hace un año. Se han visto casos de cuerpos que los han sacado putrefactos, porque tardan en conseguirle una urna. Las autoridades deben tomar en cuenta esto y buscarle una solución”, precisó la señora Hernández.

lee también

médico denuncia falta de anestesiólogos en el hospital de puerto ayacucho

Por su parte, Gregorio Maroa indicó que la descomposición de cadáveres es semanal y los olores son insoportables. La pestilencia sale hasta la entrada por donde se ingresa al hospital por la ubicación de la morgue. Advirtió que podría desatarse una epidemia por la contaminación que existe, a raíz de que muchos cuerpos que ingresan por homicidio pasan días sin que los familiares lo reclamen.

Maroa aseguró que en septiembre del año pasado pudo presenciar cuando una trabajadora del José Gregorio Hernández, de nombre Astrid Martínez, con la ayuda de otras personas, sacó de la morgue envuelto en una sábana el cuerpo de una indígena yanomami en avanzado estado de descomposición, transportándola en la maletera de un vehículo hasta la base aérea para ser trasladada hasta el municipio Alto Orinoco.

Tal situación se presentó porque los familiares esperaban por un cupo en el vuelo militar que no salía por falta de combustible. La espera duró casi dos semanas para realizar este proceso. Sicosa Borges, de 28 años, fue identificada esta ciudadana, y así como esta indígena, muchos han sido los casos de fallecidos que han salido directo al cementerio para ser sepultados por la falta de una cava que pueda conservar los cuerpos.

Precariedad al límite

La condición actual de la morgue es un complemento más de cómo permanece el único centro de salud de la entidad sureña. Las precarias condiciones de este hospital son el reflejo real de cómo se encuentra el sistema de salud en Amazonas. Hasta ahora no hay una información clara de la autoridad única de Salud, José Moreno, ni del director del hospital, Humberth Mirabal, sobre posibles soluciones.

Maribel Rivas, enfermera de profesión, declaró al El Pitazo que laboró por 10 años en este recinto hospitalario. Acotó que como encargada de un área de servicio le tocaba trabajar con las uñas por la falta de suministros y otras herramientas, lo que le generó una bacteria en un dedo de la mano derecha que luego se le infectó. Esta situación la obligó a abandonar su labor, porque fue incapacitada por un médico.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.