Transportistas aumentaron pasaje urbano a 300 bolívares en la capital amazonense

En medio del colapso, quejas, protestas y sobre todo denuncias de abusos, los transportistas implementaron el incremento, sin el pronunciamiento de las autoridades municipales. La tarifa variará hacia las comunidades indígenas y estará entre 500 y mil bolívares

178
En medio de quejas y protestas, transportistas formalizaron el precio del pasaje en la capital de Amazonas. Foto: Mickey Véliz.

Puerto Ayacucho.- Gremio de transporte del estado Amazonas formalizó el incremento del pasaje urbano el pasado lunes 3 de junio. La tarifa es de 300 bolívares soberanos en el casco de la ciudad,  mientras que hacia las comunidades indígenas varía entre 500 y mil bolívares, lo que ha generado molestias entre los usuarios quienes catalogan como un “abuso” el aumento, al no ser consultado al pueblo.

La indignación surge en los ciudadanos que residen lejos del centro de la ciudad, quienes consideran que se debió hacer una consulta previa, como se hacía en años anteriores para discutir las tarifas y modalidades, además de que dicho incremento no fue elevado como una propuesta ante el cuerpo colegiado de concejales que conforman el Concejo Municipal de Atures.

Jorge Enrique Pulido, habitante de la urbanización Simón Rodríguez, apuntó que trabaja en una institución pública donde el salario es “precario” y solo le da para comer a medias, por lo que consideró que el aumento es arbitrario, además de que no existe un control de parte de las autoridades. A su juicio los conductores de las unidades autobuseras “aumentan cuando les da la gana”.


LEE TAMBIÉN: 

ACTIVAN BÚSQUEDA DE DESAPARECIDOS EN  AGUAS DE PARAGUANÁ


Pulido puntualizó que en las calles hay más camiones que cobran 500 bolívares que los mismos autobuses, que están deficientes, “En Puerto Ayacucho se acabaron los autobuses. Estamos invadidos por los camiones piratas conocidos perreras, que no brinda ninguna seguridad a los usuarios. Aquí aumentan el pasaje y las autoridades bien gracias, con los brazos cruzados mientras que nosotros somos los que pasamos trabajo” expresó este ciudadano.

Asimismo, Guadalupe Lovera afirmó que le ha tocado caminar hasta su casa para ahorrarse el dinero del pasaje porque considera que cada vez está más caro y hay menos efectivo.Aseguró que “se pasa mucho tiempo en la parada esperando un autobús porque permanecen en las colas de las estaciones de servicio esperando para surtir combustible, que es la principal razón de este nuevo aumento”.

Habitantes de Puerto Ayacucho se han visto obligados en abordar las llamadas perreras para llegar a sus casas. Foto: Mickey Véliz.

Los habitantes del municipio capital Atures, que incluyen a las comunidades de los ejes norte y sur, han denunciado también que los fines de semana “el transporte desaparece” y los pocos que transitan cobran el pasaje excesivamente. En lo que respecta a la modalidad taxi, el cual no cuenta con ninguna regulación del organismo municipal, están cobrando 5 mil bolívares solo en el casco central.

Abusos evidentes

El transporte público sigue siendo uno de los servicios más demandados en la capital ayacuchana, por lo que los usuarios le han hecho el llamado a las instituciones competentes para que sancionen a los que especulen con el precio del pasaje.

Es evidente que las unidades que circulan no son suficientes para la cantidad de habitantes existentes en la capital de Amazonas. Las llamadas “perreras” o “transbarandas” hacen su diciembre a diario, valiéndose de la necesidad de aquellos que buscan llegar a sus lugares de trabajo o hacer sus diligencias, sumando a los estudiantes que necesitan estar puntuales en sus escuelas.

Colapso permanente

Puerto Ayacucho vive sumergido en manifestaciones. Los representantes de las líneas de transporte en varias oportunidades han dejado de laborar como una exigencia a las autoridades para que les vendan combustible, petición que se les ha concedido mediante acuerdos de “no aumentar el pasaje hasta que exista una discusión”, algo que no se ha cumplido, porque ha sido todo lo contrario.

Amazonenses consideran ilegal y arbitrario el nuevo aumento del pasaje al no contar con la aprobación de los concejales. Foto: Mickey Véliz.


Las unidades adscritas a Transporte de Amazonas (Transamazonas), que pertenece a la gobernación de la entidad, es la que realiza los recorridos cuando se presenta esta contingencia, pero le ha resultado imposible cubrir todas las rutas durante el día, situación que genera un  colapso en todas las paradas y que obliga a muchos a llegar hasta sus hogares caminando.

DÉJANOS TU COMENTARIO