Sindicatos denuncian agudización de la deserción de docentes en Delta Amacuro

La emergencia educativa se acentúa por el difícil acceso a las escuelas en zonas rurales y fluviales, que comprenden más del 70% de la geografía regional. A esto se suma la deficiente distribución y venta de gasolina, lo que genera una paralización del transporte

1992
En medio del malestar generalizado, los educadores conmemoran su día en el Delta | Foto: Melquiades Avila

El Sindicato Regional de Educadores Deltanos, Sireda-Fenatev, denunció que la deserción de docentes se acentúa en la entidad. Aproximadamente 60% de los maestros dejaron sus cargos. El ausentismo académico es causado por el deterioro de las reivindicaciones laborales y conquistas contractuales en lo que va del año escolar 2019-2020.

Juan Figuera, coordinador regional, confirmó la situación en las instituciones educativas asentadas en los municipios Antonio Díaz, Pedernales y Tucupita. Durante una asamblea realizada en el marco de la conmemoración del Día del Maestro, este 15 de enero, el gremialista aseguró que Delta Amacuro es uno de los estados que registran el mayor número de deserción laboral dentro del gremio. «La emergencia educativa se acentúa por el difícil acceso a las escuelas en zonas rurales y fluviales, que comprenden más del 70% de la geografía regional, ante el deficiente salario y las precarias condiciones de infraestructura. A esto se suma el agravante de una considerable limitación en la distribución y venta de gasolina, lo que genera una paralización del transporte”, aseveró. 

MAESTROS MIRANDINOS CELEBRAN SU DÍA EN POBREZA CRÍTICA

Sin embargo, Figuera también detalló que pese a las dificultades todavía hay maestros que continúan ejerciendo su profesión. «Con un salario de hambre y sin seguros médicos ni funerarios, los educadores siguen firmes. Quienes permanecen en las aulas son maestros con vocación, porque asisten a impartir clases a pesar de no tener cómo costear su alimentación ni la de su familia, cómo vestir ni calzar, cómo costear un transporte y mucho menos material de trabajo. Hoy nuestros trabajadores quieren que ese esfuerzo sea retribuido y lo que han recibido ha sido engaños», agregó el dirigente.

De igual forma, el gremio asegura que en el segundo lapso del año escolar 2019-2020, los planteles siguen a media máquina, puesto que más del 75% de los estudiantes no se ha incorporado a clases. «Las escuelas se caen, no llegan los alimentos, no hay maestros ni seguridad en las aulas, el dinero no alcanza ni para que los estudiantes puedan ir a clases y la falta de agua en Delta Amacuro es un elemento más en este ausentismo escolar», mencionó.

En medio de reclamos por justas reivindicaciones, salarios equilibrados ante la hiperinflación desatada y la exigencia de que se reconozcan las conquistas contractuales del seguro social, el derecho a hospitalización, cirugía y maternidad, el magisterio deltano conmemora el Día del Maestro.

Las escuelas en los municipios Antonio Díaz y Pedernales son abandonadas por los maestros y alumnos en detrimento de la educación deltana | Foto: Melquiades Avila

¿Qué tan útil fue esta publicación?

DÉJANOS TU COMENTARIO