Se intensifican fallas en telecomunicaciones tras apagón en Puerto Ayacucho

Las noches del 28 y 29 de mayo, un grupo de vecinos de distintas comunidades sonaron cacerolas en rechazo a los cortes que se generaron luego del apagón del pasado 26 de mayo. Sobre la suspensión del servicio, Corpoelec informó que se trató de problemas en la subestación San Gerónimo

201
| Fotos: Mickey Véliz

Puerto Ayacucho.- Un apagón de 10 horas se registró en Puerto Ayacucho el martes 26 de mayo, que afectó los principales servicios comunicacionales: telefonía celular, transacciones bancarias y operaciones con puntos de venta. De acuerdo con la denuncia de algunos habitantes, recabadas el pasado 28 de mayo, estas irregularidades todavía persisten. Las personas sostienen que la luz sigue intermitente en varios circuitos sin que haya una respuesta clara por parte de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec).

La suspensión del servicio se presentó a las 2:20 de la tarde del 26 de mayo y retornó a las 12:00 am parcialmente, en los circuitos centrales: Gobernación, Aramare y Cerro Perico. Sin embargo, luego a las 2:30 de madrugada, fue interrumpido en el circuito Samariapo, conformado por 90 sectores que volvieron a quedarse a oscuras hasta las 5:00 de la mañana del miércoles 27. La falla se extendió a varias zonas de la ciudad.

LEE TAMBIÉN

Movistar denuncia robo en estación de Ciudad Bolívar

En un comunicado emitido por Corpoelec ese mismo día, se precisó que la suspensión del servicio eléctrico había ocurrido pro problemas en la subestación San Gerónimo-Cabruta, asociadas a las fuertes precipitaciones que dispararon la línea 1 y posteriormente, desataron un incendio. “Todo el sistema sur quedó sin tensión y, debido a las condiciones climáticas, se retrasó el restablecimiento del servicio”, refiere el parte oficial difundido entre los medios de comunicación locales.

Por su parte, el residente del barrio Cataniapo, Víctor Emilio Pérez, denunció a El Pitazo, vía telefónica el jueves 28 de mayo, que la deficiencia del servicio eléctrico ha persistido en varios sectores de la ciudad después del apagón, además ha traído consigo que el Internet y la telefonía móvil estén fuera de servicio por varias horas, dejando incomunicados a toda la población.

“El apagón fue el martes 26 y las fallas continúan aún, Corpoelec emitió un comunicado y justificó lo que sucedió ese día, pero no ha dicho nada sobre por qué sigue fallando la luz. Estamos viviendo las consecuencias negativas de esto, porque el Internet y la línea de los celulares se caen a cada rato. Además, los puntos de ventas no funcionan y es el único mecanismo que tenemos para comprar nuestros alimentos ante la falta de efectivo”, afirmó Pérez..

LEE TAMBIÉN

Amazonas | Adolescente con COVID-19 se recupera en Río Negro

Cacerolazos a oscuras

Durante las noches del 28 y 29 de mayo, vecinos de distintas comunidades sonaron sus cacerolas en rechazo a esta situación, lo hicieron en medio de una suspensión no programada del servicio a las 8:40 pm, en el circuito Samariapo. Durante aproximadamente 20 minutos, residentes del Triángulo de Guaicaipuro, el Escondido, Ruiz Pineda, Carinagua Sucre, el Caicet, la Florida, el Periférico, entre otros, se manifestaron.

Julia Querebi, vecina de la urbanización Simón Rodríguez, reiteró que sonar las cacerolas es una forma de expresar su inconformidad y llamar la atención de las autoridades. “Corpoelec ya no informa cuándo van a suspender la luz y no sabemos a qué horas hay racionamientos porque nos quitan el servicio a cualquier hora del día. Después del apagón, todo se ha puesto peor”, comentó.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.